29 de enero de 2020
17 de marzo de 2010

Economía/Finanzas.- (Ampl.) La CECA aplaza al 20 de abril la decisión sobre el sustituto de Quintás a la presidencia

SEVILLA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) decidió hoy en un consejo de administración celebrado en Sevilla posponer hasta el 20 de abril la elección de su nuevo presidente, según anunció el actual máximo responsable del organismo, Juan Ramón Quintás.

La decisión de aplazar la elección del nuevo presidente se adoptó para abordarlo en un consejo monográfico que tendrá lugar el día antes de la asamblea de la CECA, prevista para el día 21.

El consejo celebrado hoy, que se prolongó hasta pasadas las 14.00 horas desde las 11.00 horas, se celebró en Sevilla dentro del conjunto de actos de celebración del 175 aniversario de Cajasol --en concreto de la fundación de Caja de Jerez, una de las cajas germen de Cajasol--, tenía previsto abordar inicialmente la cuestión de la sucesión de Quintás como presidente de CECA, pero "se ha echado el tiempo encima, pues tenía 25 puntos en el orden del día", por lo que acordaron convocar un consejo monográfico para el 20 de abril.

Quintás aseveró que el consejo "estaba sólo obligado a deliberar, algo que se cumplió hoy", aunque reconoció que "si hubiera existido unanimidad se hubiera elegido ya y no habrían tenido que esperar, pero no ha sido el caso". Además, añadió que "es conveniente posicionarse ya para lo que viene y no dar la sensación de laxitud".

En ese sentido, agregó que "si hubiera habido sólo una candidatura y nadie más se hubiera presentado, con la inclusión de ese punto se hubiera podido decidir, pues quería que el consejo fuera soberano si llegaba al caso de deliberar sobre sólo una candidatura o varias pero con una de ellas apoyada por mayoría, en cuyo caso hubiera sido absurdo esperar a un nuevo consejero para elegir, pero no ha sido el caso".

Quintás explicó que el consejo de hoy "contenía muchas cuestiones, entre ellas la formulación de cuentas de 2009" y reconoció que en el orden del día se incluyó un punto sobre "deliberación y en su caso elección de un nuevo presidente", un punto que se había dejado "para último lugar".

El presidente de la CECA aseguró que la de hoy "fue una de las reuniones que en sus 16 años de mandato con más satisfacción ha salido", puesto que "han participado todos los presidentes de las cajas", tras lo que aseguró que "más que hablar de candidaturas y candidatos, se ha debatido sobre qué es mejor para el sector y qué es lo que convenía a las cajas".

Explicó que para el consejo monográfico se intentaron buscar fechas más próximas "pero las cajas tienen agendas muy complicadas", de forma que, según explicó, inicialmente estaba previsto para el 6 de abril, después el 12 de abril, hasta que finalmente se acordó el 20 de abril por la tarde "cuando prácticamente todos menos uno podrán asistir" y que será el día antes de la asamblea del 21 de abril.

Destacó que todo el consejo "comparte que es necesario relanzar las negociaciones de cara al futuro". Asimismo, consideró que "la existencia de distintas visiones y alternativas enriquece y es fundamental que eso no divida al sector, pero benditas sean las diferencias si dan lugar a que afloren mejores programas".

Por ello, Quintás aseguró que "no le preocupan que se presente dos, tres o cinco candidaturas", aunque no quiso desvelar el número de candidaturas presentadas hasta el momento, algo que "se sabrá en su momento, puesto que se pueden presentar en cualquier momento". Precisó al respecto que "incluso se valoró establecer una fecha de cierre de presentación de candidaturas, pero se descartó y se ha dejado abierto de forma que "se pueden presentar hasta el mismo día".

REQUISITOS DEL NUEVO PRESIDENTE

Quintás consideró que "lo accidental es la figura del presidente, que debe recibir la confianza de todo el sector y además debe dedicarse a liderarlo para enfocar de la mejor forma posible los problemas reales del sector".

"No son todos los candidatos iguales pero la diferencia no son las personas que se puedan presentar, algo que no va a dañar al sector, sino la reacción que pueda producirse tras la elección", agregó Quintás, tras lo que consideró importante que "una vez elegido el nuevo presidente, el sector adopte la formación 'en tortuga' de las legiones romanas "que, con sus escudos cubrían totalmente y la hacían invulnerable".

"QUE LA MINORÍA SE PLIEGUE A LA MAYORÍA"

Quintás aseveró que "alguno de los mejores presidentes que tuvo la CECA ganó el puesto por un voto y eso no afectó al funcionamiento de CECA".

"La democracia es aceptar lo que diga la mayoría y que la minoría se pliegue a la voluntad de la mayoría", apuntó Quintás, quien aseguró que la presidencia "nunca ha sido cuestionada".

"SER PREVENIDO"

Quintás recordó que el sector se enfrenta a "una coyuntura muy dura, con un sistema bancario que se enfrenta a una crisis mundial y donde también hemos notado el impacto al ser parte del sistema".

Resaltó, no obstante, que "ha empezado a mejorar muchas ratios, como la cobertura de nuestros riesgos, aunque todavía estamos en plena travesía por el desierto".

Agregó que a la dureza de la coyuntura "se suma un problema adicional, pues nos va a cambiar la regulación, algo que hemos pedido insistentemente durante años y que supone un proceso considerablemente largo y complejo".

Tras confesar que "como buen gallego, es prevenido", recordó que desde diciembre venía insistiendo al sector que "más allá de las preocupaciones diarias había que adoptar la perspectiva medio y largo plazo y el sector debía elegir un nuevo líder que le conduzca a la travesía incómoda, porque sería absurdo agotar las seis semanas que le quedan para elegir a un nuevo presidente".