5 de marzo de 2021
14 de marzo de 2008

Economía/Finanzas.- (Ampl.) El rescate de Bear Stearns dispara los temores sobre los problemas de la economía de EEUU

Las acciones del banco se desploman y arrastran a Wall Street

WASHINGTON, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El banco de inversión JPMorgan Chase, junto a la Reserva Federal de Nueva York acordaron hoy proporcionar una línea de financiación garantizada por un periodo inicial de hasta 28 días y sin límite de cantidad al banco de inversión Bear Stearns, que ha admitido un deterioro significativo de su liquidez, lo que ha disparado los temores de los mercados respecto a la profundidad y extensión de la crisis económica.

En concreto, el banco central de Nueva York proporcionará fondos a JPMorgan Chase a través de su ventanilla de descuento, por lo que JPMorgan Chase considera que esta operación no expondrá a ningún riesgo material a sus accionistas.

Asimismo, la entidad de Wall Street indicó que trabaja estrechamente con Bear Stearns en la búsqueda de garantías de financiación permanente y otras alternativas para la entidad.

Por su parte, el presidente y consejero delegado de Bear Stearns, Alan Schwartz, apuntó que la entidad se ha visto envuelta en una serie de rumores de mercado respecto a su liquidez que han terminado afectando al banco.

"Hemos tratado de hacer frente y disipar estos rumores. Sin embargo, en este ámbito de mercado, nuestra posición de liquidez se ha deteriorado significativamente en las últimas 24 horas. Adoptamos este importante paso para recuperar la confianza del mercado, fortalecer nuestra liquidez y poder continuar con nuestra operativa habitual", dijo Schwartz.

No obstante, el quinto banco de inversión de EEUU advierte de que no puede existir garantía de que cualquiera de las alternativas estratégicas planteadas se complete con éxito.

El consejo de la Reserva Federal votó unánimemente a favor del plan de rescate pactado por Bear Stearns y JPMorgan Chase. Asimismo, el banco central estadounidense indicó que seguirá vilando atentamente la evolución del sistema financiero y reiteró su disposición a proporcionar la liquidez necesaria para el correcto funcionamiento del sistema financiero.

El selectivo Dow Jones de la Bolsa de Nueva York, que había iniciado la jornada al alza tras el buen dato de inflación de febrero que no registró cambios respecto a enero y se situó al 4% interanual reaccionó con pesimismo a la noticia y caía un 1,77%, al superar la media sesión arrastrado por el desplome del 37,5% de las acciones de Bear Stearns.

BEAR STEARNS REGISTRÓ SUS PRIMERAS PÉRDIDAS EN EL CUARTO TRIMESTRE.

Alan Schwartz fue nombrado consejero delegado de la entidad el pasado 9 de enero en sustitución del dimitido James Cayne, quien era el responsable de la entidad cuando estalló la crisis 'subprime', que provocó el primer trimestre en la historia del banco con 'números rojos'.

En concreto, Bear Stearns registró en el cuarto trimestre pérdidas trimestrales de 859 millones de dólares (599 millones de euros), frente al beneficio de 558 millones de dólares (389 millones de euros) obtenido en el mismo periodo del año anterior.

En el conjunto del ejercicio, el banco de inversión obtuvo un beneficio neto de 233 millones de dólares (162 millones de euros), lo que representa nueve veces menos que los 2.100 millones de dólares (1.463 millones de euros) ganados en el ejercicio anterior.

LA ECONOMÍA DE EEUU ATRAVIESA "TIEMPOS DIFÍCILES".

Por otro lado, el presidente de EEUU, George W. Bush, admitió hoy que la economía del país atraviesa "tiempos difíciles" por la crisis en los mercados financieros y de la vivienda, aunque reiteró su confianza en la "resistencia" del país y en su capacidad para recuperarse.

En un discurso pronunciado ante el Club Económico de Nueva York, Bush afirmó que "la economía obviamente atraviesa tiempos difíciles", aunque subrayó que la economía de EEUU es "resistente" y mostró su confianza en la capacidad y resolución de los ciudadanos para hacer frente a las dificultades.

Por su parte, el secretario del Tesoro, Henry Paulson, quiso respaldar la decisión adoptada por la Reserva Federal de acudir al rescate de Bear Stearns, lo que calificó como "un nuevo desafío".

"Llevamos viendo durante algún tiempo que existen una serie de desafíos en nuestros mercados financieros. Este es otro de esos desafíos a los que los partícipes del mercado y los reguladores están haciendo frente", dijo Paulson.

"Aprecio el liderazgo ejercido por la Fed en la mejora de la estabilidad y el funcionamiento ordenado de nuestros mercados. Nuestro sistema financiero es flexible y resistente y confío en que los esfuerzos de los reguladores y los participantes del mercado minimizarán los problemas del sistema", añadió.

Asimismo, el presidente de la Reserva Federal, Ben S. Bernanke, reiteró su preocupación ante el incremento de la tasa de morosidad y de embargos y reconoció que una de las causas de los actuales problemas fue que en los últimos años se habían concedido préstamos de manera irresponsable e imprudente.