12 de noviembre de 2019
31 de enero de 2008

Economía/Finanzas.- (Ampliación) Bancaja obtiene un beneficio neto de 491,2 millones en 2007, un 15,5% más

VALENCIA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Bancaja obtuvo unos resultados después de impuestos de 491,2 millones de euros a cierre del ejercicio 2007, lo que supone un aumento del 15,5% respecto al año anterior, según anunció hoy el presidente del grupo, José Luis Olivas, quien precisó que los resultados de 2006 también "incluían 371 millones de euros atípicos derivados de la venta de la participación del 6% en Metrovacesa".

Olivas señaló que son unos resultados "totalmente típicos y ordinarios" y calificó el ejercicio 2007 como "muy positivo" para la entidad, a pesar, dijo, de "la desaceleración económica que se manifestó de forma más agresiva a partir de agosto y continuará en 2008", año que Bancaja "afronta con confianza" gracias a su "situación de solvencia y solidez", aseveró.

Apuntó que el volumen de negocio de la entidad ascendió a 174.278 millones de euros, un 20,19% más respecto al pasado ejercicio; el margen ordinario creció un 19,71%, hasta los 1.876,7 millones de euros; el de explotación se incrementó un 24,33%, hasta los 1.205 millones; y el margen de intermediación ascendió a 1.399,4 millones de euros, un 16,83% más que el pasado ejercicio.

Asimismo, Olivas resaltó que el ratio de eficiencia del grupo descendió hasta alcanzar el 35,95%, cifra que representa una mejora del 5,7% respecto a 2006, mientras que la morosidad ascendió del 0,53% de 2006 a un 0,85%, y el ratio de cobertura se situó en el 230,4% frente al 350% del año anterior, con lo que la entidad posee fondos provisionados por valor de 1.599 millones de euros.

A cierre de 2007, año en que Bancaja se consolidó como la tercera caja de ahorros y el sexto grupo financiero de España, los recursos gestionados por la entidad crecieron un 18,79%, hasta los 92.963 millones de euros, mientras que el crédito a clientes bruto aumentó un 21,83% --basado en el aumento del crédito hipotecario en el primer semestre--, hasta los 81.316 millones, un 20% de los cuales fueron concedidos a empresas, un 60% a particulares y el 18% restante, al sector inmobiliario. Además, los recursos propios ascendieron a 9.107 millones de euros, un 62% superior a lo exigido por la ley.

Bancaja amplió su base de clientes en 216.000 personas, con lo que suman ya más de 2,8 millones, mientras que aumentó su plantilla hasta un total de 8.079 empleados, con 500 contrataciones más que en 2006, y abrió 79 nuevas oficinas, de modo que posee una red de 1.561 sucursales y "tiene ya presencia suficiente en toda España". Olivas explicó que a partir de ahora serán "más selectivos" y las aperturas responderán a necesidades concretas de las distintas zonas, aunque precisó que en 2008 abrirán "35 oficinas como mínimo".

SOLIDEZ DEL SISTEMA FINANCIERO ESPAÑOL.

Por otra parte, Olivas aseguró que la "incertidumbre" que pesaba sobre el sector "va desapareciendo" al quedar demostrada la "solidez" del sistema financiero español, según confirman los resultados de 2007 de las principales entidades ya presentados.

En la misma línea, argumentó que esa confianza cobra más fuerza al compararlos con los datos de las entidades extranjeras, ya que mientras la morosidad del conjunto de entidades financieras españolas se sitúa en torno al 0,90%, la mayoría de los países de la Unión Europea registra niveles "entre el 3,5 y el 4%", y además, las españolas presentan tasas de cobertura del 230%, frente al 130% de Estados Unidos y 70% de la UE.

Así, comentó que 2008 es "un año con una incertidumbre importante" debido a la coyuntura económica internacional, y en el que "previsiblemente" las entidades financieras experimentarán un "menor crecimiento" que en años anteriores, aunque hizo hincapié en que el sector español es "uno de los más sólidos y eficientes".

Entre los hechos más destacados de 2007, resaltó el cumplimiento de los objetivos del Plan Estratégico 2004-2007 habiendo "más que doblado los indicadores y mejorado los ratios de eficiencia y solvencia"; el incremento de su participación en Iberdrola hasta el 6,03%, con lo que se convirtió en uno de los principales accionistas de la eléctrica; y la constitución de la sociedad holding Bancaja Inversiones, que engloba sus participaciones más significativas en compañías cotizadas y dio entrada a inversores institucionales con 1.355 millones de euros.

BANCAJA INVERSIONES Y HABITAT.

El director general de Bancaja, Aurelio Izquierdo, puntualizó que la aportación de la actividad financiera al resultado atribuido del grupo se mantuvo estable en torno al 70%, al tiempo que se incrementó el peso del actividades de seguros y la gestión de activos que, junto a la aportación de Bancaja Inversiones, "compensan el menor peso de la actividad inmobiliaria sobre el resultado atribuido".

Respecto a la posible salida a bolsa de esta sociedad, Olivas constató que el compromiso es que lo hiciera "este año" pero añadió que la fecha dependerá de las condiciones que presenten los mercados internacionales. Precisó que, en cualquier caso, Bancaja "siempre tendrá la mayoría" del capital, ya que cotizará como máximo "un 19%" del mismo.

Por su parte, la filial inmobiliaria del grupo, Bancaja Habitat, que posee una cartera de suelo de cuatro millones de metros cuadrados, 900.000 de ellos fuera de España, obtuvo unos resultados de 23 millones de euros frente a los 62 millones de 2006, con lo que su aportación a los resultados del grupo descendió del 15% al 5%.

Olivas avanzó que de cara a 2008, la actividad inmobiliaria del grupo se centrará en operaciones de promoción, en detrimento de las de gestión de suelo, así como en las primeras viviendas, por delante de las segundas residencias.