20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 14 de enero de 2009

    Economía/Finanzas.- (Ampliación) Banesto aumentó un 2% su beneficio en 2008, hasta 779,8 millones, pese a la crisis

    La morosidad se triplica y alcanza el 1,67% y el banco dota casi 300 millones por insolvencias

    MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Banesto registró un beneficio neto atribuible de 779,8 millones de euros en 2008, lo que supone un incremento del 2% respecto al obtenido en el ejercicio anterior, a pesar de la delicada situación económica y la crisis financiera internacional, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

    El banco explicó que ha decidido dotar una provisión de carácter extraordinario y voluntario de 60 millones de euros con el fin de anticipar los efectos del presente ciclo económico. Sin esta dotación, el beneficio habría crecido un 7,5%.

    La entidad que preside Ana Patricia Botín subrayó que el ejercicio 2008 se ha desarrollado "en un entorno más difícil de lo previsto", con fuertes caídas de la actividad económica y tensiones en los mercados que han provocado una importante bajada en el ritmo de crecimiento del negocio.

    Pese a ello, Banesto destacó que ha obtenido unos resultados comerciales y financieros "superiores a los del sector" en crecimiento de ingresos, resultados y beneficio por acción, en función de la información publicada por las entidades hasta septiembre.

    El margen de intermediación ascendió a 1.637,63 millones de euros en 2008, con lo que fue un 12,1% superior al alcanzado en 2007, mientras que el margen ordinario se situó en 2.461,53 millones de euros, con un avance del 8,4% y el margen de explotación totalizó 1.462,89 millones de euros, un 10,8% más.

    Los ingresos netos generados por las comisiones y la actividad de seguros alcanzaron los 670,6 millones de euros, cifra ligeramente superior a la registrada en el ejercicio precedente, como consecuencia de la caída de la facturación por comisiones netas, que retrocedió un 2,1% en 2008.

    Este descenso se debió a la caída del 27,5% en las comisiones de gestión de fondos de inversión y pensiones, debido a la política comercial del banco, más orientada hacia la captación de depósitos de balance. Las comisiones por servicios, por su parte, repuntaron un 10,6%, hasta 423 millones.

    Los ingresos por la actividad de seguros se situaron en 108,24 millones (+12,9%), mientras que los resultados por operaciones financieras superaron los 151,40 millones de euros, un 9,7% más.

    LA MOROSIDAD SE TRIPLICA Y ALCANZA EL 1,67%.

    La inversión crediticia del banco se situó al cierre de 2008 en 77.223,84 millones de euros, un 4,1% más, mientras que el año anterior crecía a un ritmo del 20%. Banesto atribuyó este menor avance a su política crediticia de "crecimiento selectivo" y a la menor demanda de crédito en el mercado, y destacó que ejerce un "riguroso control de riesgos".

    El crédito al sector privado se incrementó un 1,9%, hasta 71.581,38 millones de euros, de los que 37.291,92 millones de euros correspondían eran créditos con garantía real, que repuntaron un 0,5%.

    En este marco, la tasa de morosidad se multiplicó por más de tres, hasta alcanzar el 1,62%, frente al 0,47% que registró un año atrás, con una cobertura del 105,4%, mientras que al cierre de 2007 alcanzaba el 329,48%. El banco aseguró que este repunte, aunque inferior al experimentado por el sector, ha requerido unas mayores necesidades de dotaciones para insolvencias, que se situaron en 299,8 millones de euros, un 30,8% más.

    Los recursos totales gestionados por la entidad aumentaron un 1,1% el pasado ejercicio, hasta 67.524,86 millones de euros, de los que 57.779,45 millones fueron en balance (+8,3%) y 9.745 millones fuera de balance (-27,4%).

    Por otro lado, el banco indicó que su nivel de capitalización se mantiene "muy por encima" de los mínimos exigidos y recordó que en 2008 entró en vigor la nueva regulación de requerimientos de capital conocida como BIS II.

    Al cierre del ejercicio, el ratio BIS II de Banesto alcanzó el 10,7%, con un Tier I del 7,7%, lo que supone un exceso de capital sobre los mínimos exigidos de más de 1.800 millones de euros. El ratio de eficiencia, por su parte, se colocó en el 39,04% mientras que la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) se situó en el 16,56%.

    Por áreas de negocio, los ingresos generados por la banca doméstica, (Comercial y Corporativa), alcanzaron los 2.201,3 millones de euros, un 7,9% más que el año precedente, y representaron el 89,4% del margen ordinario del grupo.

    La entidad, que situó el beneficio por acción del período en 1,13 euros (+3%), cerró el pasado ejercicio con una caída de la cotización del 39,3%.

    Banesto terminó 2008 con 31 oficinas menos, con lo que cuenta con 1.915 sucursales, mientras que su plantilla alcanzó 9.718 trabajadores, 205 menos que al cierre de 2007.