18 de octubre de 2019
29 de julio de 2009

Economía/Finanzas.- (Ampliación) El Santander ganó 4.519 millones de euros hasta junio, un 4,5% menos

La entidad prevé mantener en 2009 el beneficio neto ordinario del ejercicio anterior

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Banco Santander registró un beneficio neto de 4.519 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone una caída del 4,5% respecto al mismo periodo de 2008, en el que ganó 4.730 millones de euros, según informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad presidida por Emilio Botín explicó que la crisis financiera y la desaceleración económica implicaron un menor crecimiento de la actividad y un repunte de la morosidad, lo que ha demandado "mayores necesidades de provisiones".

El banco también destacó que en el segundo trimestre obtuvo un beneficio neto de 2.423 millones de euros, un 9% más, y que constituye "el segundo más elevado en la historia del banco", únicamente superado por el del mismo periodo del año pasado.

Asimismo, destacó que la comparativa interanual de las cuentas del grupo está afectada por la incorporación de las adquisiciones de Alliance & Leicester (A&L) y los depósitos y canales de distribución de Bradford & Bingley (B&B) en Reino Unido, que aportan 161 millones de euros en el periodo, así como de cinco meses de Sovereign, que resta 26 millones de euros.

Además, la depreciación de la libra y de las principales monedas latinoamericanas en las que opera el banco resta entre seis y siete puntos porcentuales al crecimiento del beneficio en euros. Si se

descontaran estos efectos, el beneficio atribuido del grupo sería prácticamente el mismo que en el primer semestre del año pasado.

La entidad reiteró que prevé mantener en 2009 el beneficio neto ordinario del ejercicio anterior (8.876 millones de euros) y el mismo importe que destinó a retribuir a sus accionistas en 2008, que fue de 4.812 millones de euros.

La tasa morosidad del grupo Santander se situó a cierre de junio en el 2,82%, con un repunte de 1,39 puntos respecto a hace un año, mientras que la cobertura con provisiones alcanzó el 72%, frente al 120% de finales de junio de 2008. La entidad resaltó que la morosidad del grupo "está claramente por debajo de la media" en todos los mercados donde opera.

En España, la mora alcanza el 2,59% y Banesto, el 2,32%, mientras que las entradas netas de morosos se redujeron en un 29% en el segundo trimestre frente al primero. En Reino Unido, la morosidad es del 1,54% (incluido A&L y B&B) y en Latinoamérica, del 3,97%.

REDUCE EL RITMO DE CRECIMIENTO DE DOTACIONES.

El banco realizó unas dotaciones para insolvencias de 4.626 millones de euros, un 61% más, lo que refleja una importante desaceleración en el ritmo de crecimiento. Las dotaciones aumentaban un 73% en el primer trimestre de este año con respecto al mismo del año pasado, progresión que baja al 51% en el segundo trimestre.

Además, el grupo cuenta con fondos para insolvencias por importe de 15.727 millones de euros, de los que 6.163 millones corresponden a fondos genéricos.

Los ingresos del banco crecieron un 14%, casi el doble que los costes, que se elevaron un 8%. Esta evolución de ingresos y costes permite al banco situarse con un ratio de eficiencia del 41,6%, que es 2,3 puntos inferior al de un año antes.

En España, la Red Santander y Banesto se colocan en un ratio de eficiencia del 38% y 39,9%, respectivamente; Latinoamérica en el 37,3% y Reino Unido continúa su progresiva mejora y se sitúa en el 41,0%. Sovereign, por su parte, ha mejorado su eficiencia en 8,4 puntos en tan sólo un trimestre y presenta un ratio al cierre de

junio del 66,1%, lo que da idea del potencial de mejora.

El margen de intereses del Santander se situó en 12.656 millones de euros, un 24,2% más, mientras que el margen bruto alcanzó los 19.368 millones de euros, con un alza del 14,3%. Por su parte, el margen neto ascendió a 11.314 millones de euros, un 19,1% más.

CRECEN LOS DEPÓSITOS.

El banco destacó que el crecimiento de la actividad continúa más focalizado en los depósitos que en los créditos, cuya evolución se resiente por una menor demanda como consecuencia de la crisis mundial.

Los depósitos a la clientela crecieron un 29,2% hasta junio, con 483.774 millones de euros, mientras que los créditos a la clientela se elevaron un 16,3%, con 709.257 millones de euros. El banco destacó que el mayor aumento de los depósitos permite una mejor financiación interna del crédito, lo que cobra especial valor en contextos de menor liquidez en los mercados.

La entidad cerró junio de 2009 con unos fondos gestionados de 1,27 billones de euros y un aumento del 14%. De este importe, 1,14 billones correspondieron a los activos en balance, que crecieron un 19%.

En cuanto a la captación de ahorro, el conjunto de los recursos de clientes gestionados por el grupo asciende a 884.425 millones de euros al cierre de junio de 2009, con un aumento del 9% en euros, y sin apenas variación deduciendo los efectos perímetro y tipo de cambio.

AREAS DE NEGOCIO.

En el segundo trimestre, Santander Brasil obtuvo 262 millones de euros de plusvalías por la venta de una participación del 5,67% de Visanet Brasil que fueron destinados íntegramente a reforzar el balance. En julio vendió un 2% adicional con unas plusvalías de unos 95 millones de euros, que está previsto se destinen igualmente a fondos de provisión.

Europa Continental alcanzó un beneficio atribuido de 2.657 millones (+13%), con 1.070 millones de la Red Santander (+9%) como unidad principal. Reino Unido, por su parte, creció un 63% su

beneficio en libras, que asciende a 790 millones (885 millones de euros y +41%), apoyado en un aumento de los ingresos del 68% y con los costes creciendo al 48% medidos en libras, importes que serían del 27% y del 1%, sin las compras de los dos bancos.

En Latinoamérica, el beneficio atribuido en dólares, su moneda de gestión, alcanzó 2.405 millones, y en euros, 1.806 millones (-4%). La mayor aportación corresponde a Brasil, que gana 961 millones de euros, seguida por Chile, con 257 millones de euros, y México, con 230 millones de euros. Estos importes suponen un crecimiento del 12% para Brasil, del 9% para Chile y un descenso del 29% para México, medidos en sus respectivas monedas.