21 de abril de 2019
  • Sábado, 20 de Abril
  • Jueves, 18 de Abril
  • 17 de diciembre de 2010

    Economía/Finanzas.- Banco Popular, única entidad que operará en la Cámara de Contrapartida de París desde este viernes

    Economía/Finanzas.- Banco Popular, única entidad que operará en la Cámara de Contrapartida de París desde este viernes
    EP

    MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Banco Popular es la única entidad financiera española que operará a través de la Cámara de Contrapartida Centralizada de París (LCH.Clearnet ) a partir de este viernes, junto a otros once bancos internacionales, entre las que figuran Banco Santander Totta, Goldman Sachs o BNP Paribas, según indicaron fuentes del mercado a Europa Press.

    La Cámara de París permitirá operar con bonos españoles a partir de mañana y Popular entrará a formar de esta plataforma como 'General Clearing Member', a diferencia de los demás bancos, que actúan como 'Individual Clearing Member'.

    Esta diferencia supone que Banco Popular puede operar en su nombre y dar servicios a terceros, entre los que se incluyen entidades financieras que no son miembros de la plataforma. Hasta ahora el bono español se negociaba en España, en Londres y Alemania, pero ahora también se podrá hacer en París.

    Las Cámaras de Contrapartida Centralizada actúan como garante de las operaciones que se realizan entre las entidades financieras, lo que "minimiza riesgos", ya que la propia cámara exige garantías a las entidades que intervienen en la operación.

    Los expertos aseguran que operar a través de las cámaras dinamiza los mercados y ha permitido a las entidades españolas compensar la falta de liquidez al generar más confianza en los inversores. En este sentido, aseguran que los volúmenes que circulan a través de estas cámaras son cada vez mayores y que seguirán creciendo hasta que casi todas las operaciones se lleven a cabo mediante estas plataformas por el menor riesgo que presentan.

    En concreto, la LCH en Francia registra 1.500 operaciones al día, con un volumen de 90 billones de euros, y en Italia, las operaciones se elevan hasta las 2.500, con 100 billones de euros. Los expertos vaticinan que España no registrará un importe tan elevado pero crecerá de forma paulatina hasta, al menos, entre tres y cinco billones de euros.