3 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

Economía/Finanzas.- Caixa Girona ganó 26,5 millones en 2008, un 35,6% menos

GIRONA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Caixa Girona obtuvo un beneficio neto de 26,5 millones de euros en 2008, un 35,6% menos que en el ejercicio anterior, debido al esfuerzo realizado en las provisiones, que crecieron por encima de lo que requiere la normativa vigente. El presidente de la entidad, Arcadi Calzada, aseguró que a pesar de la crisis financiera están "razonablemente satisfechos" de los resultados y auguró un cambio de ciclo que superarán de manera "serena, tranquila y eficaz".

Las dotaciones a 31 de diciembre sumaban un total de 67,99 millones, un 82,4% más que el año anterior, lo que ha situado Caixa Girona en un fondo de insolvencia acumulado en 145,6 millones de euros. La morosidad llegó al 3,86%.

En la rueda de prensa de presentación de resultados destacaron que dentro del fondo de insolvencia, 87,8 millones corresponden a las provisiones genéricas, que no obedecen a ningún préstamo impagado y que tienen carácter "anticíclico y preventivo".

El margen de intereses aumentó un 0,3%, hasta llegar a los 122,9 millones. Por su parte, el margen básico alcanzó la cifra de 163,9 millones, con un 0,9% de aumento respecto al año anterior.

El director general de Caixa Girona, Jordi Blanch, explicó también que la entidad que lidera adquirió activos inmobiliarios por un importe de 80,7 millones a través de las sociedades filiales creadas con la finalidad de ponerlos en el mercado de venta o alquiler sin "distorsionar" el mercado.

Tanto Blanch como Calzada subrayaron que trabajan con la previsión de que la morosidad crezca el próximo año como consecuencia de la crisis económica y financiera, aunque no concretaron una cifra. Blanch sí que repasó que calculan crecer un 4% en depósitos y un 2% en créditos.

Sobre la liquidez, Caixa Girona informó de que su saldo prestado neto en el mercado interbancario y adicional tiene la posibilidad de obtener liquidez inmediata descontando hasta 291 millones frente al Banco Central Europeo. También dispone del aval del Estado por un importe de 300 millones, que "garantizan" una posición sólida para dar créditos.

Un 31% del resultado consolidado, 8,25 millones, se destinará este año a la obra social, que disminuye el presupuesto en un 20%. La voluntad, según Calzada, es continuar con todas las actividades "adelgazando" aquellos gastos más prescindibles o disminuyendo, por ejemplo, el número de exposiciones.