26 de junio de 2019
21 de julio de 2008

Economía/Finanzas.- España, entre los países de la eurozona con mayor incremento de la percepción del riesgo crediticio

LONDRES, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El coste de garantizar las emisiones de deuda mediante CDS ('credit default swap') en España, Grecia, Italia e Irlanda ha experimentado un fuerte incremento desde que el pasado mes de junio el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, endureciera su discurso sobre la inflación y avanzara su intención de subir los tipos de interés, mientras que otras economías europeas como Alemania y Francia experimentaron un incremento de los costes mucho menor, informa el diario 'Financial Times'.

La evolución de los costes de garantizar las emisiones de deuda mediante el empleo de derivados (CDS) es una de las medidas más empleadas para calibrar la percepción del riesgo en los mercados de deuda y, en el caso de Europa, en los últimos meses muestra un agudo contraste entre el coste de garantizar la deuda en las principales economías del bloque, que apenas ha sufrido incrementos, y la de garantizar las emisiones en las economías periféricas, donde el coste ha sufrido un pronunciado encarecimiento.

En concreto, el diario británico señala que, desde el pasado 5 de junio, el coste de garantizar la deuda en España se incrementó en 13.000 euros por cada diez millones de deuda emitida, mientras que en Grecia el encarecimiento es de 16.000 euros, en Italia de 15.000 euros y de 14.000 en el caso de Portugal.

Por su parte, el coste de asegurar la deuda alemana sólo se ha incrementado en 1.000 euros por cada diez millones, mientras que en Francia aumentó en 3.000 euros, y 4.000 euros en Reino Unido.

"La probabilidad de recesión no es igual en la eurozona. Alemania está en mucha mejor forma que otros países como Italia, España, Irlanda o Grecia, y puede probablemente capear mejor los problemas. De este modo, los CDS alemanes probablemente continuarán comportándose mejor que los de otros países de la zona euro", señala Meyrick Chapman, estratega de renta fija de UBS.

Por su parte, Thomas Mayer, economista jefe para Europa de Deutsche Bank, apunta que durante mucho tiempo el entorno económico era benigno, pero "la fiesta ahora ha terminado para la eurozona y especialmente para las economías periféricas".