19 de abril de 2019
  • Jueves, 18 de Abril
  • Miércoles, 17 de Abril
  • 17 de junio de 2008

    Economía/Finanzas.- Goldman Sachs rescatará un fondo de vehículos de inversión estructurados de 4.554 millones de euros

    LONDRES, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Golman Sachs está cerca de finalizar un plan de rescate de un fondo de vehículos de inversión estructurados (SIVs) por valor de 7.000 millones de dólares (4.554 millones de euros), según informa hoy el diario británico 'Financial Times'.

    La firma de inversión estadounidense reestructurará el fondo, que está gestionado por Cheyne Capital, en una nueva fase crucial en el marco de las turbulencias financieras.

    De hecho el diario anticipa que este será uno de los primeros acuerdos de un gran número de proyectos que podrían rescatar hasta 18.000 millones de dólares (11.613 millones de euros) en activos SIVs en los próximos meses.

    El acuerdo, que se firmará en los próximos días, será estrechamente vigilado por la industria financiera, ya que Cheyne es uno de los SIVs más grandes y se trata del primer acuerdo que reestructura los vehículos de inversión estructurada colapsados a través de esta vía.

    La firma de auditoría Deloitte & Touche, que administra el fondo de Cheyne desde el pasado otoño debido a la abultada depreciación que sufrieron sus activos, especialmente los vinculados con hipotecas, estaba ayer a punto de cerrar el acuerdo.

    La reestructuración de Cheyne requerirá que se organice una subasta de sus activos en las próximas semanas para el establecimiento de un precio transparente por estos instrumentos, lo que constituye un avance muy importante, ya que en los últimos meses a menudo resultaba imposible la medición del valor de este tipo de activos.

    MÁS RESCATES.

    Cuando el precio sea establecido, Goldman creará un nuevo vehículo para comprar los activos. Bajo el plan establecido, los acreedores del fondo tendrán una amplia gama de opciones, que incluyen la reinversión en el nuevo vehículo de Goldman.

    La firma estadounidense planea reestructurar otros dos fondos de vehículos de inversión estructurada que se encuentran en estado de colapso, como los gestionados por los 'hedge funds' Golden Key and Mainsail, así como Whistlejacket y Rhinebridge, gestionados por Standard Chartered Bank y el IKB. Estas reestructuraciones tomarían el mismo modelo que la de Cheyne.

    Según destaca el diario esta medida aumenta las esperanzas de que los bancos están comenzando a crear soluciones a las graves preocupaciones existentes sobre la evolución de los SIVs