24 de noviembre de 2020
24 de febrero de 2007

Economía/Finanzas.- Ipar Kutxa crecerá en 2007 en torno a un 13% y abrirá seis nuevas oficinas en Vizcaya y Álava

Espera un beneficio bruto de 15,5 millones, aumentando más de un 10% respecto a 2006

BILBAO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Ipar Kutxa anunció hoy una previsión de crecimiento para el ejercicio 2007 de un 13% en su volumen de negocio, que el año pasado alcanzó la cifra de 3.575 millones de euros. La entidad financiera vasca abrirá este año seis nuevas oficinas en Vizcaya y Álava, que se sumarán a una red de 80 sucursales.

La caja celebró esta mañana su Asamblea General anual en el Palacio Euskalduna de Bilbao con la asistencia de más de 1.500 socios, siendo la primera del director general, Carlos Osés.

El crecimiento de la actividad bancaria se desglosará, de acuerdo con las estimaciones del Consejo Rector, en un aumento en los recursos acreedores cifrado en torno al 12%, mientras que el incremento de la inversión crediticia se situará en torno al 15%. Como resultado de todo ello, Ipar Kutxa prevé obtener un beneficio bruto de 15,5 millones de euros, aumentando más de un 10% respecto al 2006.

En la Asamblea, que ratificó las cuentas anuales del pasado ejercicio y el informe de gestión del nuevo equipo rector de la caja, el director general Carlos Osés anunció que la entidad ultima un plan estratégico para los próximos tres años, denominado "Plan Valor 2010-2010 Balio Plana".

Osés adelantó que las tres líneas básicas de esta orientación estratégica de Ipar Kutxa pasan por el liderazgo de producto orientado al cliente, la excelencia operativa y la cercanía al cliente.

PYMES Y JOVENES

Desde su vocación de servicio al sector primario, que estuvo en el origen de la fundación de la antigua Caja Rural Vasca, Ipar Kutxa ha evolucionado con una penetración consolidada en las economías domésticas, y de cara a los próximos años el objetivo es lograr una mayor cuota de mercado en dos segmentos concretos: el de las Pymes y el de la clientela joven.

En su mensaje a los socios de Ipar Kutxa, Carlos Osés citó también la necesidad de seguir profundizando en el objetivo de fidelización de la clientela, una política en la que la entidad de ahorro vasca ha registrado ya "notables avances". Según un estudio de mercado elaborado a finales del pasado año, Ipar Kutxa obtuvo la mejor puntuación media en grado de satisfacción de clientes.

Otro de los aspectos destacados por el director general de la entidad en su alocución fue el índice de solvencia, con un coeficiente del 15,76%, que duplica el exigido por la normativa del Banco de España y supera la media del sector financiero. En la actualidad, para cada euro de saldos dudosos la entidad dispone de dos euros en un fondo para su cobertura.

Ipar Kutxa cuenta en la actualidad con una plantilla de 368 empleados (un 6% más que hace un año) y una cartera de casi 135.000 clientes (el 10% de la población de Vizcaya y Álava, su área de influencia). Sus 80 sucursales se dividen en las 65 correspondientes a territorio vizcaíno y 15 en municipios alaveses.