19 de agosto de 2019
2 de febrero de 2009

Economía/Finanzas.-Martín (AEB) urge a corregir el endeudamiento de familias y empresas, que supera "todo lo imaginable"

Afirma que la recapitalización de bancos europeos destruye el mercado interior y suponen "competencia desleal" para España

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Nacional de Banca (AEB), Miguel Martín, urgió hoy en el Congreso de los Diputados a corregir el sobreendeudamiento de familias y empresas, que supera "todo lo imaginable".

Martín, que hizo estas declaraciones en las jornadas abiertas sobre 'La crisis de la economía global: alternativas y propuestas', afirmó que las entidades han de financiar a hogares y compañías, pero recalcó que éstas están "sobreendeudadas y es España la que tiene que corregir ese desequilibrio".

El presidente de la patronal bancaria indicó que la función de captar ahorro en los mercados exteriores y llevarlo a España recae en los balances bancarios, por lo que si la banca española no fuera sólida, "hubiera sido insostenible".

"No es la banca española la que hunde la economía, la economía no se hunde aun más porque la banca es capaz de sostener la posición deudora (de España) en el mundo", argumentó Martín. "España tiene que reducir su nivel de endeudamiento y eso se producirá a través del sistema bancario", insistió.

En este sentido, recalcó que según el Banco Central Europeo (BCE), el crédito en la zona euro se estancará o disminuirá un 5% este año. "En una Unión Monetaria no hay objetivos nacionales de crédito cuando la política monetaria es única", alegó.

Por otra parte, consideró que las medidas adoptadas por los países a escala nacional para contrarrestar los efectos negativos de la crisis financiera distorsionan la competencia, porque son heterogéneas y no todas transparentes.

MEDIDAS "OPACAS Y CONFUSAS".

Martín incluso calificó de "opacas y confusas" las medidas de capitalización llevadas a cabo por algunos países europeos, al considerar que se han empleado como fórmula de ocultar pérdidas de los balances bancarios, situación que contrasta con la de España.

"En España no tenemos pérdidas, el Banco de España no nos deja ocultarlas", sostuvo Martín. Sin embargo, insistió en que las ayudas de Estado por importe de 320.000 millones de euros para recapitalizar bancos en Europa destruyen el mercado interior y suponen una importante competencia desleal para España.