12 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

Economía/Finanzas.- El patrimonio gestionado por banca privada superó los 320.000 millones en 2009 en España, según DBK

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El volumen de patrimonio gestionado en el mercado de banca privada alcanzó 324.500 millones de euros en 2009 en España, lo que supuso un crecimiento del 5,5% respecto a la cifra contabilizada en el ejercicio anterior, según el estudio 'Competitors' de DBK: Banca Privada y Personal'.

La distribución del patrimonio gestionado por tipo de entidad muestra una participación mayoritaria de las entidades de banca universal, que a finales del pasado ejercicio reunían una cuota conjunta sobre el total del 69%.

Estos datos ponen de manifiesto que el mercado de banca privada registró una moderada recuperación en 2009. A pesar de la desfavorable coyuntura económica, la normalización de los mercados financieros y la revalorización de las carteras a partir del segundo trimestre del año permitieron que se rompiera la tendencia descendente del negocio registrada en 2008.

Las divisiones especializadas de banca privada pertenecientes a bancos y cajas de ahorros concentraban el 69% del patrimonio total, participación superior en dos puntos porcentuales a la registrada en 2007. Por el contrario, las entidades de banca especializada siguieron perdiendo cuota de mercado, reuniendo el 28% del patrimonio, frente al 31% de 2007.

Asimismo, durante el pasado año se observó una notable ralentización en el ritmo de captación de nuevos clientes de banca privada, situándose el número total en 410.000, con un incremento del 5,1% respecto a 2008.

El mercado de banca personal estaba formado por 2,2 millones de clientes y en su práctica totalidad estaban vinculados a unidades especializadas de banca universal, ascendiendo el volumen de patrimonio gestionado a 206.000 millones de euros.

PREVISIONES Y TENDENCIAS.

Las previsiones para 2010 apuntan a un moderado crecimiento del volumen de patrimonio gestionado en el mercado de banca privada, estimándose una tasa de variación en torno al 6%, hasta alcanzar los 344.000 millones de euros.

El negocio de banca personal continúa presentando un notable potencial de crecimiento y se prevé que las entidades de banca universal sigan desarrollando iniciativas de creación de nuevos departamentos para atender a este segmento del mercado.

Por su parte, se seguirán implantando procesos de mejora de las plataformas tecnológicas, con el objetivo de ofrecer a los clientes un mejor y más rápido acceso a los servicios, en particular a través de internet.

El informe señala que las entidades se enfrentan a la amenaza que supone la débil recuperación prevista de la economía española, así como la volatilidad de los mercados bursátiles, lo que limitará el crecimiento del negocio y los márgenes de rentabilidad.