17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 22 de septiembre de 2008

    Economía/Finanzas.- PP cree que debe haber un mayor control y una mayor transparencia para evitar crisis como la actual

    MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz de Asuntos Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, abogó hoy por que se exija a los directivos de las empresas "una mayor transparencia y una mayor responsabilidad" para impedir crisis como la actual y pidió que las autoridades y las instituciones ejerzan un mayor "control jurídico y legal" sobre las operaciones financieras.

    "Ciertas entidades bancarias tanto en Europa como en Estados Unidos han provocado, con ciertas actitudes irresponsables, una parte de la crisis", afirmó Arístegui en declaraciones a Televisión Española recogidas por Europa Press. Estas actitudes, precisó, consistieron en "apretar a los clientes buenos y darle manga muy ancha a los clientes malos".

    "En España y algunas otras partes de Europa hay gente que se ha hecho literalmente rica comprando a crédito, especulando en Bolsa, en el suelo y con el ladrillo y eso es absolutamente inaceptable, no se ha hecho empresa en algunos casos, se ha hecho especulación, y hacer empresa es otra cosa totalmente distinta", aseveró.

    El hecho de que los dos candidatos a la Presidencia de Estados Unidos hayan insistido en la necesidad de "meterle mano" a la autoridad bursátil estadounidense, destacó Arístegui, revela que "a lo mejor sí pudo haber una dejación de funciones" por parte de las autoridades.

    "Lo que hay que hacer es cambiar las leyes corporativas, que haya mayor responsabilidad" frente al "capitalismo que hoy se practica de forma salvaje en algunos sitios, un poco más en Estados Unidos y brutalmente en China, paradójicamente el país donde hay el capitalismo salvaje más puro", manifestó.

    "Hay que exigirles a las corporaciones, a los gobiernos y a los principales actores financieros responsabilidad y transparencia, y para eso las autoridades e instituciones de control, sin ser intervencionistas en el sentido clásico, sí tienen que ejercer un control jurídico, legal, financiero y transparencia", añadió.

    En estas circunstancias, explicó, "lo que tiene que hacer España en un momento de crisis es internacionalizar su economía, es salir a vender España fuera". "Tenemos el primer déficit mundial en términos relativos, es imposible de aceptar para un país de 46 millones de habitantes y un PIB de un billón 200.000 millones de euros", advirtió.