16 de octubre de 2019
25 de enero de 2009

Economía/Finanzas.- La rebaja del 'rating' a España se traducirá en un aumento del déficit público, según Marsh

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La rebaja del 'rating' aplicado por la agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) a España, desde triple 'A' a doble 'A', se traducirá en un aumento del déficit público, según indicó hoy a Europa Press el subdirector de Crédito de Marsh, Francisco Márquez de Prado.

Esta decisión de la agencia de calificación más reconocida a escala mundial implica que ha aumentado el riesgo de impago por parte del Reino de España, lo que provocará que la deuda pública sea más costosa para compensar la pérdida de atractivo entre los inversores.

"España tendrá que remunerar la deuda que emita, letras, bonos u obligaciones, a un interés mayor para seguir atrayendo inversores", explicó el subdirector de Crédito de la firma especializada en consultoría de riesgos y seguros. Según el último cuadro macro presentado por el Gobierno, el déficit público alcanzará el 5,8% en 2009 y el 4,8% en 2010.

Los seguros de impago de deudas y bonos tanto privados como públicos, -CDS por sus siglas en inglés (Credit Default Swaps)- que determinan lo que cuesta asegurar la deuda emitida por un país, son sensibles al recorte de la calificación de S&P. Además este mercado está atravesando malos momentos por las dificultades económicas generalizadas, indicó.

Según los cálculos del Tesoro Público, el recorte del 'rating' a España tendrá un coste para el Estado de unos 170 millones de euros en 2010. Esta previsión del coste aproximado está realizada bajo el supuesto de que la diferencia entre el bono alemán y el español a diez años se sitúe en 20 puntos básicos.

La rebaja de la calificación no tendrá efecto en 2009 porque las emisiones de bonos y obligaciones del Estado que se realicen este año tendrán una maduración posterior a los 12 meses, según el organismo adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda.

EL TESORO REDOBLARÁ SUS ESFUERZOS.

Ante esta situación, el Tesoro redoblará sus esfuerzos para convencer a los inversores de la fortaleza de la economía española pese a las dificultades que atraviesa y su capacidad de ajuste. "Es nuestra tarea convencer a los inversores de las fortalezas de España", indicó un portavoz del Tesoro.

El Tesoro Público emitirá deuda en 2009 por valor de 86.500 millones de euros para cubrir las mayores necesidades de financiación de la economía derivadas de las medidas para afrontar la crisis, lo que supone un aumento del 68,6% frente a 2008. Así, el ratio de deuda pública sobre el PIB se situará en el 47,3%, frente al 39,5% de 2008.

Por su parte, el analista de IG Markets Miguel Angel Nieto advirtió a Europa Press que la rebaja de la calificación de España dificulta la emisión de deuda con aval del Estado, tanto la pública como la que puedan realizar los bancos porque hace la deuda española menos atractiva para los inversores en relación con la avalada por otros países.

Aunque la subida de los seguros de crédito no signifique que sea arriesgado comprar deuda de un país, sí que hace más cara la inversión y, por tanto, que sea menos rentable. Además, supone una referencia de perspectiva de crecimiento del país, "que en el caso de España es bastante mala", indicó.

"Todas las emisiones que quieran hacer los bancos les van a salir más caras, porque resultan menos atractivas, y para el Gobierno también es malo, porque no tendrá tan facil captar lo que tenía prevsito" y perjudica sus planes de apoyo al sistema, sostuvo el experto de la firma de IG Markets.