15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 14 de julio de 2010

    Economía/Finanzas.- El Senado de EEUU votará mañana la propuesta de reforma financiera

    WASHINGTON, 14 Jul. (Reuters/EP) -

    El líder de la mayoría demócrata en el Senado de Estados Unidos, Harry Reid, ha fijado para este jueves la votación de la esperada reforma de Wall Street. La fecha ha sido establecida horas después de que el senador demócrata de Nebraska, Ben Nelson, anunciara que finalmente votará favor de la propuesta promovida por el Gobierno de Barack Obama, que de esta manera se asegura los 60 votos necesarios para su aprobación.

    Si el Senado aprueba finalmente la propuesta este jueves, Obama podrá firmarla y convertirla en ley. Se trataría de la mayor reforma financiera desde la Gran Depresión, dirigida a frenar las inversiones y la compra-venta de activos de riesgo. La propuesta establece un organismo de control para supervisar las hipotecas y el sector de las tarjetas de crédito y proporciona al Gobierno un mecanismo más eficaz para lidiar con las entidades financieras en problemas.

    Su objetivo principal es el de prevenir la repetición de la crisis financiera registrada entre 2007 y 2009. Además, busca ejercer presión sobre los beneficios de los bancos y podría provocar un cambio estructural en algunas de las mayores firmas de Wall Street.

    El apoyo de Nelson, uno de los senadores demócratas más conservadores, hará que el Gobierno reciba los 60 votos necesarios para sacar la propuesta adelante, que había sido bloqueada por los republicanos en la Cámara, que cuenta con un total de 100 senadores.

    "Creo que tenemos los 60 votos, de lo contrario no seguiríamos adelante", indicó el senador demócrata Christopher Dodd, uno de los arquitectos de la propuesta, después de conocer que se había establecido fecha definitiva para su votación. La Cámara de Representantes ya ha dado luz verde a la medida.

    El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, elogió en la tarde de este martes a los senadores demócratas que han impulsado la reforma, así como los republicanos que apoyan la medida, por haber dejado "la política y el partidismo de lado". "No podemos dejar que una crisis financiera como la que acabamos de sufrir vuelva a suceder", recalcó.

    La aprobación de la medida permitirá a los demócratas capitalizar el descontento de la opinión pública con Wall Street y con las entidades que han recibido cientos de miles de millones de dólares del plan de rescate impulsado para hacer frente a la crisis financiera. Con la reforma, "vamos a asegurarnos que los grandes banqueros no vuelvan a jugarse nuestro futuro", señaló Reid.