26 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 21 de octubre de 2008

    Economía/Macro.- La Asociación Hipotecaria prevé un aumento del crédito hipotecario en 2008 del entorno del 5%

    MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación Hipotecaria Española prevé que el crédito hipotecario crezca alrededor del 5% este año, pese a la "grave" crisis de liquidez global, que ha obligado a los gobiernos de Europa y de Estados Unidos a inyectar liquidez en las entidades financieras.

    Así, destaca que el volumen del nuevo crédito hipotecario dispuesto en 2008 se situará en valores similares al dispuesto en el año 2003 y podría duplicar el del año 2000, ambos en pleno ciclo expansionista.

    Por ello, mantiene que la tasa de crecimiento del crédito hipotecario para el conjunto del año podría situarse en torno al 4-5%.

    Los últimos datos del Banco de España muestran que el crédito hipotecario se situó en agosto en 1.084.260 millones de euros, lo que representa un incremento del 7,2%, frente al aumento del 7,9% del mes anterior y del 8,4% correspondiente al mismo mes del año anterior.

    CAE EL CRÉDITO HIPOTECARIO EN TÉRMINOS MENSUALES.

    En términos absolutos, el crecimiento interanual del saldo se situó en 72.896 millones de euros y el acumulado en lo que va de año en 36.819 millones. Comparado con el mes anterior, el saldo hipotecario registra por primera vez desde el inicio de la serie un crecimiento negativo del -0,05% que, en términos absolutos, representa una disminución de 519 millones de euros.

    La causa fundamental de este crecimiento negativo obedece, posiblemente, a razones coyunturales, según la Asociación Hipotecaria. Mientras que los flujos de salida del crédito por amortización (normal o anticipada) se mantienen muy estables a lo largo del tiempo en porcentajes sobre el saldo hipotecario (próximos al 11-13%), los flujos de entrada están muy condicionados además de por el comportamiento general del mercado, por la estacionalidad de los meses.

    Además, destaca que desde finales de 2006, cuando se alcanzó el máximo anual en el importe de las nuevas operaciones de crédito hipotecario, se ha producido una desaceleración de la contratación, que lentamente se ha ido aproximando en importe al total de los flujos de amortización de la cartera, lo que está determinando los bajos crecimientos netos actuales del saldo.

    Así, el pasado mes de agosto el flujo estimado de amortizaciones se situó en unos 10.570 millones de euros, mientras que las nuevas operaciones que entraron en balance alcanzaron los 10.050 millones.