13 de diciembre de 2019
27 de febrero de 2009

Economía.- Un sondeo refleja que el 50% de los banqueros británicos consideraría marcharse si recortan sus primas

LONDRES, 27 Feb. (Reuters/EP) -

La mitad de los banqueros de Reino Unido considerarían abandonar el país si se congela la parte variante de sus salarios, según los resultados de un encuesta publicada hoy.

El estudio, realizado por la página web eFinancialCareers.com, revela que el 49% de los banqueros de Reino Unido pensarían en marcharse si se imponen estos límites, mientras que la cifra aumentó al 71% entre los directivos de entidades con entre seis y diez años de experiencia en sus cargos.

"Si se recortan las primas de manera unilateral, el país correría el riesgo de vivir un éxodo del principal talento financiero", explicó John Benson, director ejecutivo de eFinancialCareers.

No obstante, sería difícil que se produjese esta huída masiva de directivos, ya que el número de lugares alternativos en los que trabajar se ha reducido drásticamente a medida que la crisis del crédito ha afectado a los pagos de sueldos y la contratación en todo el mundo.

"No dudo de que el 71% de la gente con entre seis y diez años de experiencia se trasladaría al extranjero si tuviesen la oportunidad", afirmó Shaun Springer, encargado de contratación de personal en la firma Napier Scott. Sin embargo, matizó que "la palabra oportunidad es la clave" de su anterior afirmación, y dudó que hay algún sitio en el mundo "que pueda albergar" tanto talento financiero.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, estableció este mes un recorte de medio millón de dólares (euros) en el pago a los ejecutivos de los bancos apoyados por el Estado, una cantidad insignificante en Wall Street antes de la crisis.

Los bancos europeos también están bajo presión para reducir las primas, especialmente los que han recibido ayuda de los gobiernos, y muchos ya lo han hecho.

Por último, el sondeo, que fue realizado sobre una muestra de 888 profesionales entre los días 16 y 20 de este mes, desvela que el 33% de los banqueros creen probable que los límites sean establecidos a lo largo del próximo año y el 39% los apoyaron.