2 de junio de 2020
28 de noviembre de 2018

España redujo un 22% su ratio de préstamos dudosos en el segundo trimestre, hasta el 4,1%

BRUSELAS, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La proporción de préstamos dudosos en España se redujo un 21,7% en el segundo semestre de este año, para alcanzar el 4,1% sobre el total de préstamos frente al 5,3% registrado en el mismo periodo del año anterior, según un informe publicado este miércoles por la Comisión Europea.

Así, la ratio española se sitúa por encima de las observadas en las grandes economías de la eurozona, pero bastante por debajo de la de Italia, donde el nivel de préstamos dudosos se situó en un 10%. Francia, por su parte, lo redujo del 3,4% al 2,9% en el segundo trimestre, mientras que Alemania registró un nivel de activos tóxicos del 1,3%, tres décimas menos.

En la Unión Europea, el nivel de préstamos dudosos se ha situado en el 4,6% tras descender un 25,3% desde el segundo trimestre de 2017, un dato "alentador" que para Bruselas "confirma la tendencia general de mejoría", aunque "deben continuar los esfuerzos para solucionar los problemas heredados que siguen lastrando el sector (financiero) desde el inicio de la crisis".

Con respecto a los préstamos morosos en manos de instituciones financieras, la ratio en España es del 5,2%, mientras que en el conjunto de la UE se encuentra en el 4,4%. El nivel de provisiones en España, sin embargo, es superior a la media europea, con un 63,3% frente al 59% registrado en todo el bloque comunitario.

El Ejecutivo comunitario ha presentado este miércoles su tercer informe sobre los avances para reducir el nivel de este tipo de activos tóxicos en la UE, cuyo valor asciende a los 820.000 millones de euros. Bruselas celebra la disminución registrada desde la crisis financiera, pero añade que los "lentos" progresos en algunos Estados miembros suponen "una fuente de preocupación".

La Comisión Europea achaca esta lentitud a "impedimentos estructurales", entre ellos los procesos de reestructuración de deuda y de insolvencia, que continúan siendo un "obstáculo" en muchos casos porque continúan siendo "impredecibles".

Además, Bruselas explica que los mercados secundarios de préstamos dudosos están creciendo en algunos Estados miembros, pero no lo suficiente para contribuir "sustancial y estructuralmente" a los esfuerzos para eliminar estos activos. Dado que esos mercados están "pobremente" desarrollados, la Comisión ha defendido la relevancia de crear una plataforma europea de transacciones de préstamos dudosos.

En la comparecencia de prensa en la que ha presentado el estudio, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Euro y responsable de Servicios Financieros, Valdis Dombrovskis, ha celebrado que los riesgos a los que se enfrenta el sector bancario europeos siguen disminuyendo, una "buena noticia" porque significa que las entidades financieras "son más estables y rentables" y son "más capaces de conceder préstamos a hogares y empresas".

Sin embargo, ha pedido mayores esfuerzos a Grecia y Chipre para que reduzcan su ratio de préstamos dudosos (en el 45% y 28%, respectivamente). También ha instado al Parlamento Europeo y el Consejo de la UE (los países) a cerrar cuanto antes un acuerdo sobre el paquete de medidas destinadas a reducir aún más los riesgos del sector, que Bruselas presentó en noviembre de 2016.

COMPLETAR EL MERCADO DE CAPITALES

Bruselas también ha publicado un segundo informe, en este caso sobre los avances para completar la Unión para el Mercado de Capitales. A juicio de Dombrovskis, el documento contiene un "mensaje claro": "El Parlamento Europeo y los Estados miembros deben acelerar sus trabajos para establecer los bloques de la Unión para el Mercado de Capitales a finales de este mandato", ha dicho.

De las trece propuestas planteadas por la Comisión Europea en este ámbito, diez siguen en las manos de las dos instituciones con poderes legislativos y el letón ha remarcado que ayudarían a dirigir los ahorros de los hogares a actividades productivas y a diversificar las fuentes de financiación para las empresas pequeñas, reduciendo su dependencia de los préstamos bancarios.

Además, ha indicado que completar el mercado europeo de capitales aumentará la integración de los mercados financieros, mejorará la capacidad de absorción de 'shocks' e incrementará la mutualización privada de riesgos.

"El resultado será una Unión Económica y Monetaria más fuerte y más resistente. Y también podría reforzar el papel internacional del euro, haciendo que los participantes del mercado vean más atractivo su uso", ha defendido Dombrovskis.

Entre la propuestas pendientes de adopción en este ámbito se encuentran la creación de un producto de pensiones paneuropeo, un marco europeo de bonos garantizados, una normativa para armonizar la financiación a través de 'crowdfunding', la nueva directiva de insolvencia, las nuevas reglas de supervisión de entidades centrales de contraparte (CCP, por sus siglas en inglés) y la revisión de las tres agencias europeas de supervisión (ESMA, EIOPA y EBA).

Para leer más