20 de junio de 2019
6 de julio de 2016

Evo potencia su negocio de financiación al consumo para liderar el mercado en 2020

Pretende multiplicar por cinco su base de clientes, hasta los 1,4 millones, y por tres su volumen de negocio, hasta los 1.500 millones

Evo potencia su negocio de financiación al consumo para liderar el mercado en 2020
EUROPA PRESS

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Evo ha lanzado Evo Finance, su nueva marca de negocio de financiación al consumo con la que pretende liderar el mercado en 2020, además de multiplicar por cinco su base de clientes y por tres su volumen de negocio.

Evo Finance nace con un plantilla de 125 personas y 285.000 clientes, que en 2020 podrían elevarse hasta los 1,4 millones. Su volumen de negocio actual es de 500 millones de euros, que, según los objetivos marcados, podría alcanzar los 1.500 millones dentro de cuatro años. Cuenta además con 4.100 puntos de venta y 33.000 tarjetas.

"Queremos ser líderes del mercado de financiación al consumo en 2020 y el liderazgo consiste en ser los primeros. Para ello tenemos que aspirar a un 20% de cuota, algo que no va a ser fácil", ha reconocido el consejero delegado de Evo Banco, Enrique Tellado.

De este modo, Evo consolida bajo una misma unidad de negocio las actividades 'business to business' (B2B) y 'business to consumer' (B2C), que hasta la fecha estaban desarrollando sus entidades participadas Fracciona y AvantCard.

La suma de ambas permitirá aunar la concesión directa de tarjetas y préstamos personales a clientes de AvantCard y la financiación a punto de venta, que hasta ahora desarrollaba Fracciona.

El director de Financiación al Consumo del Grupo Evo, Carlos Gómez, ha destacado que la intención es crear una propuesta de valor unificada con diferenciación comercial, que mejore la experiencia del cliente y sea omnicanal e innovadora.

Gómez ha indicado que la línea de negocio que desarrollaba Fracciona aportará en 2016 a Evo Finance un volumen de negocio de más de 450 millones de euros, capilaridad en todo el territorio nacional y una capacidad de crecimiento de más de 150.000 cuentas anuales, lo que la sitúa próximo al 10% de cuota y en la tercera posición del mercado español.

Por su parte, la línea de negocio desarrollada por Avantcard aportará este ejercicio 90 millones de euros de nueva producción, un parque de más de 50.000 tarjetas, un modelo comercial 100% online y un ratio de activación medio del 90% tras dos meses desde el momento de la formalización.

EL CLIENTE, EN EL CENTRO

"El objetivo es poner al cliente en el centro y que Evo Finance sea un paraguas de entrada para poder transmitir los valores de Evo", ha señalado Gómez, quien ha indicado que las metas para 2016 pasan por ofrecer a los clientes una mayor gama de productos y sinergias comerciales y un mayor potencial para atraer, vincular y fidelizar clientes.

También busca penetrar en nuevos segmentos, aunque dejando de lado, por el momento, el sector del automóvil, y tener una fuerte presencia digital y "experiencia Evo" en todos los canales y momentos de relación con el cliente.

Según ha explicado la entidad, el despliegue de la marca se llevará a cabo a lo largo del segundo semestre de este año y comenzará con el lanzamiento de un préstamo personal online que ofrecerá a los clientes la capacidad de modificar su TAE según sus preferencias.

A lo largo del último trimestre del año se desarrollarán nuevos procesos para facilitar la venta cruzada entre líneas de negocio y se lanzarán nuevos productos al mercado.

TRANSFORMACIÓN ESTRATÉGICA

El desarrollo de esta nueva marca se inscribe dentro de la inicitiva de transformación estratégica que ha desarrollado la entidad en los últimos años y que le ha permitido multiplicar por 3,5 su base de clientes, hasta los 881.000 usuarios, y por 3,5 su inversión crediticia, hasta los 2.500 millones.

Tellado ha señalado que cerca de la mitad de los clientes y un tercio de la inversión crediticia de Evo procede de los negocios de financiación al consumo, desarrollada por Evo Finance para el negocio español y por AvantCard Ireland para el mercado irlandés.

El margen financiero del grupo Evo se situó a cierre de mayo en 60,5 millones de euros, el margen sobre actividad minorista en el 5,44%, y el margen de intereses sobre activos totales, a cierre de primer trimestre de 2016, en el 3,17%, tres veces más que el 1,02 registrado por el conjunto del sector.

Evo está a un paso de cerrar su migración tecnológica que, en un principio, no dio los resultados esperados, lo que se tradujo en cierta insatisfacción del cliente debido a que el banco "no cumplió con las expectativas", según Tellado. No obstante, el impacto financiero ha sido escaso, puesto pocos usuarios han abandonado la entidad tras el incidente.

"(A nivel digital) no estamos en el punto que queremos estar, pero estaremos, porque nuestro modelo se basa en la gente que tenemos. Seguiremos avanzando en las próximas semanas", ha recalcado.