17 de octubre de 2019
29 de mayo de 2018

Invertir en un plan de pensiones: ahorro para el futuro y deducción fiscal

Invertir en un plan de pensiones: ahorro para el futuro y deducción fiscal
PIXABAY

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La sostenibilidad del sistema público de pensiones y la cuantía de las mismas son dos retos a los que tendrá que hacer frente la sociedad en el futuro, según apuntan desde el Instituto BBVA de Pensiones.

Ante esta situación y su posible desarrollo futuro, desde la entidad financiera recuerdan que los planes de pensiones privados, instrumentos pensados para complementar las rentas obtenidas del sistema público, cuentan con diversas ventajas fiscales que benefician a todos los que hacen aportaciones, con independencia de sus ingresos.

En concreto, los planes de pensiones permiten a los ahorradores deducirse de la cantidad correspondiente al 30% de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas con un límite de hasta 8.000 euros, lo que podría traducirse, dependiendo del tipo marginal del contribuyente, en los siguientes ejemplos:

Si se aportaron al plan 2.000 euros en 2017, con un tipo marginal mínimo del 19%, el ahorro fiscal será de 380 euros, mientras que si el tipo marginal es del 45% el ahorro ascenderá hasta 900 euros.

Si se aportan 5.000 euros y el tipo marginal es del 19%, el ahorro será de 950 euros al año; y si el tipo asciende hasta el 45%, el ahorro será de 2.250 euros.

Para la aportación máxima deducible, 8.000 euros, la aplicación del tipo marginal del 19% proporcionaría un ahorro fiscal de 850 euros, mientras que si el tipo es del 25% el ahorro permitido sería de 3.600 euros.

"Se puede ahorrar para la jubilación a través de muchos vehículos como fondos de inversión, depósitos o viviendas, pero los planes de pensiones se crearon específicamente con ese objetivo, y se les dotó con incentivos fiscales con el fin de señalar un camino de ahorro a la jubilación", explica el director del Instituto BBVA de Pensiones, Luis Vadillo, quien asegura que empezar a ahorrar "cuanto antes" es la mejor estrategia para disfrutar de una buena pensión de jubilación.

Vadillo destaca que los planes de pensiones permiten la creación de un capital en el largo plazo gracias al efecto de capitalización, por el cual la rentabilidad que obtienen los activos en los que invierte el plan se reinvierte en el propio plan y multiplica el capital invertido con el paso del tiempo.

Entre otras ventajas, los planes de pensiones tienen carteras diversificadas, lo que reduce el riesgo, y permiten invertir en todo tipo de activos (renta fija, renta variable), en todo tipo de sectores y en mercados de todo el mundo.

LOS RETOS DEL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES

El director del Instituto BBVA de Pensiones detecta dos principales retos en el sistema estatal de pensiones: la sostenibilidad del sistema en el futuro, es decir, la supervivencia del mismo en las próximas décadas; y su capacidad para distribuir pensiones de un importe suficientemente alto que evite futuras situaciones de pobreza, unos desafíos de los que, según indica, "es necesario concienciar a la población".

"Es fundamental incrementar la información sobre los sistemas de pensiones y la transparencia de los mismos", explica Vadillo, que defiende que el sistema de pensiones públicas estará siempre en "un equilibro inestable" ya que "si hacemos todo lo posible y ponemos todas las medidas necesarias para que el sistema sea sostenible, y con ello no tener riesgos de encontrarnos en una mala situación financiera en el futuro, podemos encontrarnos unas pensiones que sean insuficientes para los futuros jubilados, o al revés".

Para leer más