7 de agosto de 2020
9 de julio de 2020

Mapfre Economics anticipa "un importante retroceso" en el crecimiento del sector asegurador en 2020

Los españoles redujeron su gasto en seguros en 2019

Mapfre Economics anticipa "un importante retroceso" en el crecimiento del sector asegurador en 2020
Estudio 'El mercado español de seguros en 2019' de Mapfre Economics. - MAPFRE ECONOMICS

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Estudios de Mapfre, Mapfre Economics, anticipa "un importante retroceso" en el crecimiento del negocio asegurador y a en todo el mundo en 2020 por la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento, según recoge en su informe 'El mercado español de seguros en 2019'.

El director general de Mapfre Economics, Manuel Aguilera, ha avanzado durante la presentación del informe que algunas áreas "podrían verse beneficiadas" de un mayor volumen de primas, como es el caso del seguro de salud, pues en situaciones de crisis las personas tratan de buscar una cobertura sanitaria complementaria.

Por el contrario, los seguros de automóviles pueden sufrir una reducción de primas en cuanto a los nuevos vehículos. "La gente tiene menores ingresos y difícilmente se puede animar a cambiar de automóvil, las ventas de coches van a reducir el volumen de primas del sector", ha explicado.

En el avance del año 2020, el estudio de Mapfre Economics refleja que el confinamiento ha provocado en el segmento de no vida una reducción de la siniestralidad a corto plazo, mientras que a medio plazo motiva una baja de la frecuencia en siniestros de responsabilidad civil como consecuencia de un entorno económico de crisis e incremento del desempleo.

Por otra parte, avanza que el proceso de confinamiento y distanciamiento social producirá una desaceleración del incremento de primas por el descenso de las ventas, motivado por el cierre físico de los puntos de venta de los agentes y por el descenso de la venta de vehículos. El servicio de Estudios prevé un cambio en la composición de la venta hacia productos más básicos con menos coberturas.

En los cinco primeros meses del año, el seguro de no vida ha crecido un 0,52%, presentando el peor comportamiento el seguro de automóviles, con una caída de las primas del 3,04%.

Por su parte, el seguro de salud ha mejorado entre enero y mayo un 5,4%, lo cual es "muy positivo" pero plantea "numerosas incertidumbres" en este ramo para el resto del año. Por ejemplo, apunta que la crisis económica provocará muchas anulaciones de seguros de salud, al no ser obligatorios, al tiempo que se disparan las anulaciones de los seguros de indemnización, principalmente destinados a uno de los colectivos más afectados por la paralización de la actividad económica: los autónomos.

En la misma línea, las empresas que pagan seguros médicos a sus empleados y que se han visto obligadas a realizar un ERTE han dejado de pagar los recibos de los trabajadores, mientras que medidas de apoyo puestas en marcha como el aplazamiento del pago de los recibos o la devolución de primas durante el estado de alarma tendrán un coste adicional importante que también afectará a los resultados del ramo, ha advertido Mapfre Economics.

De igual manera sucede con los seguros multirriesgos, que, aunque han crecido un 3,1% en lo que va de año, tendrán previsiblemente "un año difícil", según el informe.

El servicio de Estudios de Mapfre ve "complejo" hacer previsiones en cuanto al ramo de vida, aunque apunta que el comportamiento de los seguros de riesgo estará en buena medida asociado a la marcha y el buen ritmo del consumo y al de los créditos.

Hasta mayo, los seguros de vida riesgo presentan una desaceleración, aunque todavía crecen un 0,8%, mientras que las primas de los seguros de vida ahorro han profundizado su descenso hasta el 35,5% frente al mismo periodo de un año antes.

En general, como consecuencia de los efectos del coronavirus, el informe observa reducciones "moderadas" en los correspondientes ratios de solvencia, aunque asegura que el sector "sigue mostrando una posición holgada".

EL GASTO EN SEGUROS SIGUIÓ RALENTIZÁNDOSE EN 2019

Según el informe de Mapfre Economics, cada español gastó en seguros un total de 1.352,6 euros en el año 2019, 17,4 euros menos que un año antes, por lo que el desempeño del mercado asegurador español "sigue ralentizándose y separándose de la tendencia expansiva iniciada en 2014 y que alcanzó su máximo reciente en 2016".

El gasto en los seguros de no vida ascendió a 772,3 euros por persona, por encima de los 753,4 euros de 2018, pero no fue suficiente para compensar el menor desembolso en los seguros de vida, con 580,3 euros, frente a los 616,6 euros del ejercicio precedente.

Por encima de la media nacional, se situaron las comunidades de Madrid (1.820,5 euros), Cataluña (1.392,6 euros), Navarra (1.388,7 euros) y Aragón (1.369,4 euros). En el lado contrario, el menor gasto en productos aseguradores lo registraron Ceuta y Melilla (685,5 euros por persona), Canarias (748,8 euros) y Murcia (792,8 euros).

Dentro del segmento de no vida, destacó la evolución de los seguros de salud, que alcanzaron 8.923 millones de euros en primas (+4,8%), con lo que su cuota de mercado creció hasta el 24,4%. Mapfre Economics ha destacado que se mantuvo la tendencia hacia la colectivización de los seguros de salud, pues los colectivos crecieron un 6,4%, mientras que los individuales aumentaron un 3,5%.

El ramo que acumuló un mayor volumen de primas fue el de automóviles, con una cuota de no vida en 2019 del 30,9% y 11.307 millones de euros, mientras que los seguros multirriesgos registraron un aumento del 4%, hasta 7.521 millones de euros.

Respecto al segmento de vida, la disminución de las primas se aceleró (-5,1%, hasta 27.523 millones) por la caída del negocio de los seguros de vida ahorro, mientras que el ahorro gestionado mantuvo una tendencia ascendente, con un incremento de las provisiones técnicas de un 3,4%, hasta los 194.786 millones de euros.

El informe también refleja que las inversiones de las entidades aseguradoras aumentaron un 6,4% en el ejercicio 2019, hasta los 319.750 millones de euros, de las que el 55,6% correspondió a activos de deuda pública y el 19,8% a renta fija corporativa.

Contador

Para leer más


Lo más leído en mercado financiero