24 de enero de 2020
  • Jueves, 23 de Enero
  • 10 de diciembre de 2019

    Martínez-Pina (CNMV) resalta el papel de la intermediación no bancaria como estabilizador de flujos

    Martínez-Pina (CNMV) resalta el papel de la intermediación no bancaria como estabilizador de flujos
    La vicepresidenta de la CNMV, Ana Martínez-Pina, en el XI Encuentro Nacional de la inversión colectiva, este martes en Madrid. - DELOITTE - ARCHIVO

    MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Ana Martínez-Pina García, ha resaltado el papel de la intermediación financiera no bancaria (IFNB) por su carácter amortiguador al estabilizar los flujos de financiación de las entidades en momentos de contracción del crédito.

    En un artículo incluido en el número 37 de la Revista de Estabilidad Financiera Otoño 2019 del Banco de España, Martínez-Pina ha reconocido que las entidades que realizan IFNB, como fondos de inversión o vehículos de titulización, proporcionan un tipo de financiación que en algunos casos puede comportar riesgos similares a los de las entidades de crédito, como desajustes de vencimientos, riesgo de liquidez o apalancamiento excesivo.

    No obstante, ha remarcado que no debe considerarse como una fuente de competencia en relación con el crédito bancario, sino como una posibilidad para que las compañías diversifiquen sus fuentes de financiación y logren una base estable para obtener recursos.

    Según ha relatado, hace algunos años, y coincidiendo con momentos de contracción del crédito bancario, la financiación a través de los mercados fue, junto con la retención de beneficios por parte de las compañías, la fuente de financiación "más estable y recurrente".

    En este sentido, ha añadido que "parece claro" desde un punto de vista macroeconómico, que las economías que presentan fuentes de financiación más diversificadas acaban registrando tasas de crecimiento superiores a medio y largo plazo.

    Con todo, la vicepresidenta de la CNMV cree que el incremento del tamaño de la actividad relacionada con la IFNB se ha producido por el contexto marcado por la contracción del crédito en muchas economías tras la crisis financiera global y por la elevada duración de un entorno de tipos de interés muy reducidos, así como por los cambios regulatorios sobre actividades de la banca.

    NICHOS DEMASIADOS ARRIESGADOS

    Esta situación ha llevado a que algunas entidades hayan entrado en nichos de mercado que los bancos han evitado por considerarlos demasiados arriesgados y que el sector financiero sintiera preocupación.

    "Lo cierto es que la realidad regulatoria y supervisora es muy heterogénea entre jurisdicciones, pero, en términos generales, se puede decir que estas entidades sí están sometidas a un régimen de regulación y supervisión, aunque diferente del régimen aplicable a las entidades bancarias", ha indicado Martínez-Pina.

    La 'número dos' del supervisor de los mercados cuestiona en el artículo si el régimen actual es el adecuado desde el punto de vista de la estabilidad financiera y la contención del riesgo sistémico o si debe evolucionar en algún sentido.

    Martínez-Pina recuerda que la CNMV dispone de un conjunto amplio de herramientas, muchas de las cuales tienen un origen microprudencial, pero que, si es necesario, pueden ser objeto de una aplicación macroprudencial.

    En el ámbito de los fondos de inversión, una de las herramientas más conocidas y empleada en algunas ocasiones durante los últimos años es la suspensión de los reembolsos. También son relevantes las relacionadas con la gestión adecuada del riesgo de liquidez de la cartera de estas instituciones.

    La puesta en marcha de alguna de las herramientas disponibles debe comunicarse con antelación a la nueva autoridad macroprudencial (Amcesfi), al igual que lo deben hacer el Banco de España y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

    Para leer más