22 de agosto de 2019
5 de junio de 2019

La mitad de los españoles se plantea cambiar a un banco digital en algún momento, según Mastercard

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 48% de los españoles se plantea cambiar a un banco online en el medio o largo plazo, mientras que el 30% piensa que se quedará en su entidad tradicional a medida que va ofreciendo más productos y servicios digitales, según un estudio elaborado por Mastercard.

Las personas entre los 18 y 29 años son los menos fieles, ya que el 63% de los jóvenes europeos tiene pensado cambiar a un banco digital, aunque los españoles son los más conservadores, reduciéndose la cifra que consideraría un cambio al 55%. Actualmente el 10% de los españoles es cliente de una entidad solo online.

Por otro lado, el 70% de los clientes de banca en España valoran la comodidad y el ahorro de tiempo como uno de los requisitos más importantes para utilizar soluciones de banca digital, mientras que el 64% valora la facilidad de uso.

Dos tercios (66%) creen que la demanda de soluciones financieras móviles aumentará en el futuro porque permiten que las transacciones sean sencillas y cómodas. "Para ello será necesario que el sector bancario implemente una autenticación multifactorial, aplicaciones seguras y otras formas de seguridad, como la biométrica", señala Mastercard.

De igual forma, a pesar de que el próximo mes de septiembre la legislación PSD2 en el entorno de 'open banking' o banca abierta entrará en vigor en la UE, de forma que cualquier entidad financiera autorizada podrá acceder a la información de las cuentas bancarias de los usuarios, la mayoría de los españoles (83%) no conoce esta iniciativa o tiene poca información al respecto.

Teniendo en cuenta que la confianza y la seguridad son los pilares principales del ecosistema del 'open banking', las entidades tienen la ventaja de ser la fuente más fiable en lo que respecta a recibir información sobre la administración del dinero.

El 70% de los europeos considera a los bancos su fuente preferida y los búlgaros (80%), suizos (78%) y rusos (77%) son los que más confían en la información que les ofrecen las entidades financieras, seguidos de cerca de los españoles con un 75%. Por el contrario, los británicos (59%) son los que menos confían en ellos.