27 de junio de 2019
  • Miércoles, 26 de Junio
  • 5 de agosto de 2016

    El nacionalizado RBS pierde más de 2.400 millones hasta junio

    Negocia la venta de su filial William & Glyn, que podría interesar a la filial británica del Santander

    El nacionalizado RBS pierde más de 2.400 millones hasta junio
    REUTERS

    LONDRES, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Royal Bank of Scotland (RBS), entidad en la que el Gobierno británico controla un 72,6% del accionariado, ha registrado pérdidas de 2.045 millones de libras (2.411 millones de euros) al cierre del primer semestre del año, multiplicando por once el resultado negativo de 179 millones de libras (211 millones de euros) del mismo periodo de 2015 como consecuencia principalmente del impacto de provisiones por litigios y costes de reestructuración.

    En los seis primeros meses del año, la entidad escocesa destinó un total de 1.315 millones de libras (1.550 millones de euros) a provisiones por litigios y disputas legales, una cifra similar a la del año anterior, mientras que asumió un impacto negativo de 630 millones de libras (743 millones de euros) por costes de reestructuración.

    La cifra de negocio de RBS entre enero y junio alcanzó un total de 6.064 millones de libras (7.150 millones de euros) en el primer semestre, un 16,5% menos que un año antes, con una caída del 2% de los ingresos por intereses netos y del 39% en otros ingresos como comisiones o intermediación.

    En el segundo trimestre, RBS registró pérdidas de 1.077 millones de libras (1.270 millones de euros), un 11,2% más que un año antes, mientras su cifra de negocio retrocedió un 2%, hasta 3.000 millones de libras (3.537 millones de euros).

    La entidad destacó que el resultado del referéndum sobre la UE "ha incrementado el nivel de incertidumbre" y, aunque aún es pronto para cuantificar su impacto, advirtió de que "probablemente será más complicado" alcanzar sus metas para 2019.

    No obstante, el banco subrayó que sigue en curso de alcanzar su objetivo de ahorro de costes de 800 millones de libras (943 millones de euros) en 2016 y confía en que este ajuste excederá cualquier erosión de los ingresos de su negocio.

    Las acciones de RBS registraban caídas del 4,5% en la Bolsa de Londres, cotizando en 183 peniques, lo que supone un retroceso del 39% en lo que va de año y se sitúa muy lejos del precio medio de 407 peniques al que el Gobierno rescató a la entidad.

    WILLIAMS & GLYN.

    Por otro lado, RBS anunció que renuncia a su plan para "clonar" la plataforma bancaria de Williams & Glyn ante la complejidad del proceso de separación de su filial y los riesgos y costes inherentes al programa, por lo que dará prioridad a la búsqueda de alternativas para llevar a cabo la desinversión.

    En este sentido, la entidad calcula que la separación y desinversión de Williams & Glyn "no será alcanzada para diciembre de 2017", pero subrayó su compromiso de cumplir las obligaciones contraídas al recibir ayudas públicas.

    "Han continuado los trabajos para explorar alternativas para la separación y desinversión y RBS ha mantenido discusiones positivas con varios interesados sobre una transacción alternativa relacionada con la parte sustancial del negocio anteriormente descrito como Williams & Glyn", indicó el banco, subrayando que las negociaciones se encuentran en una fase "preliminar".

    Según diversos medios británicos, Santander UK habría presentado una oferta para adquirir las 300 sucursales de Williams & Glyn, entidad que RBS debe vender antes del fin de 2017 como parte de las condiciones contempladas en el marco del rescate recibido durante la crisis financiera.