19 de junio de 2019
21 de julio de 2016

El saqueo del fondo soberano 1MDB salpica desde bancos a 'El lobo de Wall Street'

SINGAPUR/NUEVA YORK, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presunta malversación de más de 3.500 millones de dólares (3.180 millones de euros) del fondo soberano 1Malaysia Development Berhad (1MDB) entre 2009 y 2015 aprovechando las deficiencias de los controles en entidades como BDS Bank y las sucursales en Singapur de UBS y Standard Chartered habría permitido a sus responsables la adquisición de inmuebles, obras de arte e incluso financiar la producción de la película 'El lobo de Wall Street', según las autoridades de Singapur y EEUU.

En un comunicado conjunto emitido por la Fiscalía, el Departamento de Asuntos Comerciales y la Autoridad Monetaria de Singapur, las autoridades de la ciudad-Estado, cuyas investigaciones se remontan a 2015 y aún siguen abiertas, informaron de la congelación e incautación de activos por importe de 240 millones de dólares (218 millones de euros) pertenecientes a varias personas investigadas.

Según la Autoridad Monetaria de Singapur, la investigación de los flujos de fondos entre instituciones financieras y el fondo 1MDB ha revelado "una compleja red internacional de transacciones que involucra a múltiples entidades e individuos operando en diversas jurisdicciones".

En este sentido, el supervisor monetario recuerda que el pasado mes de mayo retiró la condición de entidad mercantil a BSI Bank por sus graves violaciones de las exigencias regulatorias y la conducta inapropiada de parte de su plantilla.

Asimismo, los resultados preliminares apuntan a que "hubo fallos de control" en DBS Bank y las sucursales singapuríes de Standard Chartered Bank y UBS, así como, en ocasiones, debilidades en los procedimientos de aceptación de clientes y en la monitorización de transacciones, además de "una demora indebida en la detección e información de transacciones sospechosas".

Las deficiencias observadas en DBS, SCB y UBS corresponden a fallos en procesos específicos y por parte de agentes particulares, señaló el supervisor, que advirtió de la "gravedad" de estos fallos y señaló que las entidades se enfrentarán a "firmes acciones regulatorias".

No obstante, las investigaciones realizadas no han revelado la existencia de debilidades generalizadas en los controles, así como tampoco mala conducta por parte de la plantilla, a diferencia de lo sucedido en el caso de BSI Bank.

'EL LOBO DE WALL STREET'.

Por otro lado, la fiscal general de EEUU, Loreta Lynch, anunció este miércoles la presentación de una demanda civil para la recuperación de más de 1.000 millones de dólares (910 millones de euros) presuntamente "apropiados indebidamente" en el contexto de una "conspiración internacional" para "lavar fondos".

"Según las reclamaciones presentadas, entre 2009 y 2015 más de 3.500 millones de dólares pertenecientes al fondo 1MDB fueron presuntamente malversados por altos funcionarios y sus colaboradores", indicó el Departamento de Justicia en un comunicado.

En este sentido, las autoridades estadounidenses destacaron que 1MDB fue creado por el Gobierno de Malasia para promover el crecimiento económico y el desarrollo del país, y sus recursos tienen como objetivo mejorar el bienestar de los ciudadanos malasios, pero "en su lugar, como detallan las demandas, funcionarios de 1MDB y sus asociados presuntamente se apropiaron indebidamente de más de 3.000 millones de dólares".

A este respecto, el Departamento de Justicia de EEUU apuntó que los presuntos implicados en el saqueo del fondo soberano lavaron parte del dinero en EEUU y lo emplearon en inversiones y la adquisición de diversos tipos de activos, incluyendo propiedades inmobiliarias en Nueva York y Los Angeles, un avión privado, obras de Vincent Van Gogh y Claude Monet y la producción de la película 'The Wolf of Wall Street'.

En un comunicado emitido por Red Granite, productora de la película, la compañía dirigida por Riza Aziz, hijastro del primer ministro de Malasia, Najib Razak, aseguraba "no tener conocimiento" de que ninguno de los fondos recibidos fuera ilegítimo y expresó la disposición de la empresa a "colaborar completamente" para aclarar que Riza Aziz y Red Granite "no hicieron nada incorrecto".