27 de febrero de 2021
28 de enero de 2021

Sevilla (Bankia) admite la presión en los precios hipotecarios, pero cree que ya ha llegado al tope

Sevilla (Bankia) admite la presión en los precios hipotecarios, pero cree que ya ha llegado al tope
Sede de Bankia en Valencia - BANKIA - ARCHIVO

El banco paralizó la venta de carteras 'tóxicas' valoradas en 190 millones por la pandemia, que se incorporarán a la nueva CaixaBank

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha reconocido la existencia de presión sobre los precios del mercado hipotecario, si bien considera que "no habrá grandes cambios ni en un sentido ni en otro".

En la presentación de los resultados correspondientes al cuarto trimestre de 2020 a analistas e inversores, Sevilla ha explicado que esta situación se debe a los bajos tipos de interés y a la competencia.

"Es verdad que hay presión en los precios de las hipotecas", ha subrayado, añadiendo que la competencia seguirá, pero que será la parte larga de la curva de bonos lo que explicará en mayor medida el precio de este tipo de préstamos a partir de ahora. De cualquier forma, no cree que vaya a haber ya grandes cambios ni en un sentido ni en otro.

Asimismo, Sevilla ha asegurado que el mercado hipotecario se comportó mejor de lo esperado en 2020, tanto en términos sectoriales -espera que la facturación cierre plana en comparación con 2019- como en términos individuales.

Las formalizaciones hipotecarias de Bankia llegaron en el año hasta los 3.348 millones de euros, un 14,3% más que a cierre de 2019.

Así, aunque se esperaba una evolución más negativa en las nuevas originaciones hipotecarias como resultado de la pandemia del coronavirus, el banquero ha afirmado que el aumento de la tasa de ahorro de las familias y el mantenimiento de los ingresos por las medidas de apoyo del Gobierno han permitido canalizar una parte de esta brecha hacia el mercado hipotecario.

"Los clientes con una situación de estabilidad han canalizado parte del ahorro hacia una mayor demanda hipotecaria o a una mejora de la vivienda", ha dicho, apuntando también a la nueva corriente de cambio de casa que ha propiciado la crisis del Covid-19.

Para 2021, Sevilla prefiere ser prudente, de modo que, aunque no espera grandes crecimientos, tampoco considera que pueda darse una caída importante. En su opinión, el mercado de hipotecas permanecerá estable.

PARALIZACIÓN DE LA VENTA DE TÓXICOS

En otro orden de cosas, los activos adjudicados de Bankia se situaron en 2.079 millones de euros el pasado mes de diciembre, lo que representa un incremento del 10,3% respecto a finales de 2019.

Sevilla ha explicado que los activos adjudicados incluyen las carteras de inmuebles por valor de 190 millones de euros que estaban en proceso de venta y cuya enajenación ya no está previsto que tenga lugar.

Estas carteras estaban reclasificadas en activos no corrientes en venta, pero la situación generada por la pandemia llevó al banco a tomar la decisión de paralizar el proceso e incorporarlas de nuevo a los activos adjudicados.

"Cualquier activo que estuviera en proceso de venta ha vuelto a su sitio", ha apostillado Sevilla. De este modo, estos activos 'tóxicos' pasarán a formar parte del nuevo grupo una vez se complete la fusión con CaixaBank.

Contador

Para leer más