17 de junio de 2019
  • Domingo, 16 de Junio
  • Viernes, 14 de Junio
  • 5 de agosto de 2016

    El socio de Deloitte: Es "inverosímil" que los reguladores se concertasen para falsear

    Pide el archivo de la causa y reitera que las cuentas reflejaban la imagen fiel y las provisiones genéricas existían

    MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El socio auditor de Deloitte, Francisco Celma, ha reclamado al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que archive la investigación abierta en su contra en el conocido como 'caso Bankia'. En un escrito al que ha tenido acceso Europa Press, defiende que la confección de unos estados financieros falsos es "imposible" sin un concierto entre las entidades reguladoras que califica como "inverosímil".

    Celma reitera que los distintos estados financieros que auditó en Bankia "sí reflejaban, en todos sus aspectos significativos, la imagen fiel de la entidad" y carga contra la labor de los peritos judiciales que aseguraron en sus informes lo contrario.

    En su opinión, sus análisis no fueron técnicamente correctos y los métodos empleados no son aptos "para emitir una opinión técnica sobre si unos estados financieros reflejan o no la imagen fiel de la entidad".

    Insiste en un extremo que ya expuso durante la declaración prestada ante el juez hace unas semanas y precisa que las provisiones genéricas y específicas pendientes de asignación con las que contaba Bankia estaban debidamente contabilizadas.

    "Al cierre del primer trimestre, coincidiendo con la formulación de los estados financieros intermedios consolidados a 31 de marzo de 2011, sumaban más de 3.000 millones de euros habrían sido en todo caso suficientes para cubrir esos hipotéticos deterioros sin ningún impacto ni en el patrimonio ni en los resultados reflejados en dichas cuentas", concreta.

    A este respecto, Celma recuerda que todos los testigos del Banco de España que desfilaron ante el juez durante la última ronda de interrogatorios confirmaron que los diversos "informes de seguimiento" elaborados por el supervisor reconocían la existencia de estos 'colchones' económicos.

    INDEPENDENCIA

    El auditor defiende, además, su independencia y se refiere a los trabajos de no auditoria realizados en Bankia, sobre los que precisa que se llevaron a cabo por expresa indicación de la CNMV.

    Asegura que incluso en caso de dar por válidos el informe de los peritos judiciales y la resolución sancionadora del ICAC --que se encuentra recurrida-- "estaríamos simplemente ante una infracción que la Administración ya ha sancionado".

    En el marco de la causa, abierta tras las querellas presentadas en junio de 2012 por el colectivo '15mpaRato' y UPyD --que se ha retirado del caso--, los peritos judiciales Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras, adscritos al Banco de España, ratificaron el pasado 12 de enero los informes en los que apuntaban que el grupo, conformado en diciembre de 2010 por siete cajas de ahorro, presentaba pérdidas desde dos años antes, y la entidad salió a Bolsa sin ofrecer su "imagen fiel" a los inversores institucionales y a los accionistas minoritarios.

    En julio de 2012, Andreu imputó al exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia Rodrigo Rato, a una treintena de antiguos miembros del Consejo de Administración, así como a Bankia y BFA en calidad de personas jurídicas por indicios de delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida.

    El juez Andreu acordó en noviembre de 2015 aumentar hasta los 38.290.648 euros la fianza en concepto de responsabilidad civil impuesta a la entidad financiera, su matriz BFA, el expresidente Rodrigo Rato, el exvicepresidente José Luis Olivas, el antiguo consejero delegado Francisco Verdú y el que fuera consejero ejecutivo y secretario de Estado de Hacienda José Manuel Fernández Norniella.

    Para leer más