26 de febrero de 2021
25 de enero de 2021

S&P prevé un pico de morosidad del 9,5% en la banca en la segunda mitad de 2022 y más provisiones

S&P prevé un pico de morosidad del 9,5% en la banca en la segunda mitad de 2022 y más provisiones
Fachada de la sede de S&P - CESCE

Vaticina más fusiones en el sector bancario español

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

S&P Global Ratings calcula que el pico de la morosidad en la banca española alcanzará el 9,5% en la segunda mitad de 2022, más tarde de lo esperado anteriormente, al tiempo que apunta que las entidades deberán reforzar el nivel de provisiones este año y que la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del sector se situará en torno al 3% en 2021.

Así lo señala en un reciente informe que pone de manifiesto que, pese a que la economía española debería recuperarse en 2021 gracias a un "fuerte repunte" del consumo y la inversión en la segunda mitad del año, los bancos no se verán beneficiados de inmediato, sino que el impacto en sus carteras de crédito por la pandemia del Covid-19 será más evidente este año.

S&P reconoce que el pico de morosidad tendrá lugar más tarde de lo esperado, debido en gran parte a la extensión de las medidas de apoyo del Gobierno. Según la agencia de calificación crediticia, los activos en mora (NPA) podrían alcanzar el 9,5% del crédito entre mediados y finales de 2022, por encima de la anterior estimación del 6,6% de octubre de 2020.

Si bien los bancos españoles aumentaron en 2020 sus provisiones para protegerse contra un posible deterioro de la calidad de los activos, el informe apunta que las entidades necesitarán reforzar las provisiones este año. "Solo en 2022 podríamos ver una caída más significativa de las provisiones, sujeta a un repunte económico sostenible", indica.

Los más propensos a los impagos este año serán los préstamos a empresas y los destinados al consumo, según S&P, que espera más morosidad en sectores como hostelería, comercio minorista, transporte, entretenimiento, si bien la exposición de los bancos a estos sectores parece, en general, "manejable".

Por el contrario, espera que las carteras inmobiliarias de los bancos, centradas principalmente en la vivienda residencial, sean mucho menos problemáticas que en la última recesión, cuando estalló la burbuja inmobiliaria. La expectativa de S&P es que el mercado de la vivienda se recupere en 2021.

De su lado, el crédito al consumo mostró el mayor aumento de la morosidad en 2020 y podría deteriorarse todavía más en 2021, mientras que las hipotecas "deberían demostrar resistencia en general". En cualquier caso, el informe descarta que el fin de los acuerdos de moratoria resulte en un aumento significativo de la morosidad.

PREVÉ MÁS FUSIONES

Por otro lado, S&P no cree que los bancos españoles vayan a mejorar significativamente su rentabilidad este año, sino que estima que el ROE medio no consolidado del sector se situará en torno al 3% en 2021.

En un escenario en que las entidades seguirán teniendo dificultades para elevar sus ingresos, S&P señala que los bancos españoles seguirán intensificando la reducción de costes, con ajustes de sucursales y personal para mantener la eficiencia.

Sin embargo, ha advertido de que los esfuerzos en este sentido "pueden no ser suficientes para asegurar la viabilidad a medio plazo de los modelos comerciales de algunos bancos", por lo que ve "probable" que tengan lugar nuevas operaciones de consolidación en el sector, además de las ya anunciadas.