22 de octubre de 2020
18 de septiembre de 2020

El stock de hipotecas a tipo fijo se eleva al 17,3% hasta junio, según AHE

El stock de hipotecas a tipo fijo se eleva al 17,3% hasta junio, según AHE
Recurso de llaves, firma de hipotecas sobre viviendas. - EUROPA PRESS

La Asociación Hipotecaria Española destaca un "cierto deterioro" en la cobertura de préstamos por impago por el Covid-19

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El stock de hipotecas residenciales ligadas a un tipo de interés fijo continúa su tendencia al alza y sitúa su cuota en el 17,3% a cierre del primer semestre, frente al 82,7% firmadas a tipo variable, según los datos recopilados por la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

De este modo, la contratación a tipo de interés fijo "se consolida como alternativa a los tipos de interés variable, pese a que los préstamos referenciados a un índice externo siguen predominando en la cartera".

Según la asociación, esta proliferación se debe entender dentro del contexto europeo de baja inflación que ha llevado al Banco Central Europeo a adoptar una dirección en su política monetaria muy expansiva, de forma que este entorno de bajos tipos de interés ha propiciado un marco con ofertas en este campo "muy competitivas".

La cartera hipotecaria media, cuyo volumen representa el 85% del total de saldo vivo del sistema hipotecario español, ha experimentado una contracción interanual del 4%, lo que AHE atribuye al 'shock' en sanitario y económico que afecta a la capacidad de generar ingresos y las políticas monetarias y fiscales con un elevado grado de sesgo expansivo.

En paralelo al capital, el número de préstamos en vigor de la cartera ha pasado de situarse en 5,64 millones en el segundo semestre de 2019 a suponer 5,59 millones de préstamos en este semestre. Una disminución similar a la que ha experimentado el saldo vivo de la cartera, con una tasa de variación de un 1%.

Con todo, el capital medio de la cartera se sitúa en 82.543 euros, siendo algo inferior en el caso de la cartera residencial --que asciende hasta los 71.810 euros-- y superior en el caso de la cartera respaldada por un inmueble no residencial, pues se sitúa en 205.171 euros.

LA FACILIDAD DE CRÉDITO NO IMPACTA EN PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS

A pesar de los esfuerzos y facilidades de crédito de las autoridades, canalizadas por medio del sector financiero, el estudio destaca que estos estímulos "no se han visto reflejados en un incremento del peso de la cartera comercial, puesto que las citadas líneas de crédito principalmente han ido a cubrir las necesidades de circulante de las empresas, quedando, en gran medida, al margen los préstamos hipotecarios".

Si se atiende a la composición de la cartera en función de los tramos de capital vivo, aproximadamente un 69% del saldo en vigor se encuadraría bajo el tramo de préstamos cuyo capital pendiente es inferior a 200.000 euros, un 19% lo comprenderían los préstamos cuyo saldo va desde los 200.000 hasta el millón de euros, quedando el 13% restante comprometido bajo las operaciones hipotecarias cuyo importe supera el millón.

PORTFOLIO DE IMPAGADOS

El balance de las entidades que conforman la cartera hipotecaria muestra un "cierto deterioro" de la calidad de los activos de cobertura en el primer semestre de 2020, después de encadenar varios años de mejoras significativas, según este informe.

La ratio ponderada de NPL (Non-Perfoming Loans, por sus siglas en inglés), préstamos con impagos superiores a 90 días teniendo en cuenta el importe total del préstamo, se sitúa en el 4,2% en el primer semestre de 2020, tras ganar dos décimas en este último semestre.

Los préstamos residenciales que presentaban en el segundo semestre de 2019 una tasa de NPL de 3,2%, se anotan una ligera subida este semestre, hasta suponer el volumen de activos morosos el 3,3% del saldo residencial. En la cartera comercial la ratio de NPL ha pasado de situarse en el 7,3% del segundo semestre de 2019 a emplazarse en el 7,5% actual.

Esta evolución tiene fundamentalmente su origen en las medidas cautelares decretadas para paliar la propagación del virus a nivel nacional, que tuvieron una mayor repercusión durante los meses de confinamiento, provocando una importante caída en la actividad económica y, por ende, un deterioro de la situación laboral del mercado, contrarrestada en parte mediante los ERTEs y la aplicación de las moratorias.

MENOS ANTIGÜEDAD

En el primer semestre de 2020 se observa un desplazamiento de la cartera en la estructura porcentual por antigüedades. Las que se localizan en el intervalo de entre 12 meses y 60 meses (5 años) han pasado de representar un 25,5% a junio de 2019 o un 27,3% a diciembre de 2019 a suponer alrededor de un 29,2% en junio de 2020.

Los préstamos cuya antigüedad es inferior al año se han anotado una caída que va desde el 10,3% que registraban en junio de 2019 o el 9,9% de diciembre de 2019 hasta el 8,4% de este ejercicio.

"Esta evolución reflejaría el menor dinamismo que ha mantenido la nueva producción en los últimos meses a causa de las implicaciones económicas y restricciones de movilidad y de tránsito aéreo que ha causado la pandemia", ha destacado AHE.