19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 15 de octubre de 2019

    Wells Fargo gana un 26% menos en el tercer trimestre, hasta 3.668 millones

    Wells Fargo gana un 26% menos en el tercer trimestre, hasta 3.668 millones
    Recurso del banco Wells Fargo - REUTERS - ARCHIVO

    NUEVA YORK, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Las ganancias del banco estadounidense Wells Fargo se redujeron un 26% durante el tercer trimestre de 2019 en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta situarse en 4.037 millones de dólares (3.668 millones de euros), según ha informado este martes la entidad.

    La facturación entre julio y septiembre se mantuvo estable en torno a 22.010 millones de dólares (20.000 millones de euros). De esa cifra, los ingresos netos procedentes de los intereses cayeron un 8%, hasta 11.625 millones de dólares (10.564 millones de euros), mientras que la cifra de negocio de tasas, comisiones e hipotecas avanzó un 11%, hasta 10.385 millones de dólares (9.437 millones de euros).

    Por segmentos de negocio, la división de banca minorista contabilizó una facturación de 11.239 millones de dólares (10.213 millones de euros), un 4,9% menos, al tiempo que el área de banca corporativa se situó en 6.943 millones de dólares (6.309 millones de euros), un 5% menos. Las actividades de gestión de patrimonio e inversiones repercutieron al grupo unos ingresos de 5.141 millones de dólares (4.671 millones de euros), un 21,7% más.

    Con respecto a los gastos, los salarios de los empleados crecieron un 5% entre julio y septiembre, hasta 4.695 millones de dólares (4.266 millones de euros), mientras que las compensaciones por incentivos avanzaron un 13%, hasta 2.735 millones de dólares (2.485 millones de euros). De su lado, la partida de tecnología y equipamiento se elevó un 9%, hasta 693 millones de dólares (629 millones de euros).

    Así, en el conjunto de los primeros nueve meses de 2019, el beneficio neto del banco estadounidense creció un 3%, hasta 15.392 millones de dólares (13.986 millones de euros), pese a que los ingresos se mantuvieron estables en torno a 65.200 millones de dólares (59.247 millones de euros).