18 de junio de 2019
  • Lunes, 17 de Junio
  • 6 de julio de 2016

    Aedaf reclama la simplificación y adelanto de los modelos del Impuesto de Sociedades

    Aedaf reclama la simplificación y adelanto de los modelos del Impuesto de Sociedades
    ESCONCE

    MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) reclama a la Agencia Tributaria la simplificación y el adelanto de los modelos del Impuesto de Sociedades, ya que los modelos 200 y 220 son cada vez "más complejos, dificultando exponencialmente cumplir en forma y tiempo con las obligaciones tributarias del contribuyente".

    Así lo señala la Aedaf en una nota, en la que explica que la declaración del Impuesto de Sociedades debe hacerse, de forma imperativa, a través de los modelos oficiales 200 y 220, para lo que existe un plazo de 6 meses y 25 días tras el cierre del periodo impositivo.

    Sin embargo, ha puesto de manifiesto una serie de "trabas e inconvenientes" que desde la Administración "dificultan los procesos de cumplimiento fiscal, aumentando los costes y esfuerzos para las empresas".

    Según la Aedaf, la Administración aprueba los modelos y ficheros necesarios apenas unos días antes de la apertura de su plazo de presentación, lo que "impide que las empresas puedan preparar la documentación con tiempo suficiente".

    Además, para el correcto uso de estos modelos es necesario conocer el manual práctico y los diseños de registro, que se publican con posterioridad y "sin apenas tiempo para su estudio". Lo mismo ocurre con la presentación vía telemática, según la Aedaf.

    Por otro lado, los asesores fiscales mantienen que en los últimos años se ha incrementado exponencialmente la información a incluir en los modelos, lo que los hace "mucho más complejos". "Esta exhaustividad nuevamente dificulta la tarea de cumplimentar correctamente la declaración en la forma y plazo señalados", apuntan.

    Por todo ello, la Aedaf reclama que se faciliten los procesos de cumplimiento fiscal, anticipando la publicación de la orden ministerial que aprueba los modelos 200-220, sus diseños de registro y el manual práctico, y trabajando en la simplificación de los modelos.

    "A ello obliga el cumplimiento de los principios tributarios de simplicidad y facilidad en el cumplimiento de las obligaciones fiscales y así lo exige la necesaria reducción de la llamada presión fiscal indirecta", subraya.

    Así lo ordena también el artículo 3.2 de la Ley General Tributaria, cuando dispone que "la aplicación del sistema tributario se basará en los principios de proporcionalidad, eficacia y limitación de costes indirectos derivados del cumplimiento de obligaciones formales y asegurará el respeto de los derechos y garantías de los obligados tributarios".