3 de junio de 2020
20 de octubre de 2016

El Congreso convalida, con el apoyo de PP, PSOE y Ciudadanos, la reforma de Sociedades

La oposición coincide en reprochar al PP que haya que arreglar ahora su reforma fiscal previa a las elecciones

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso ha convalidado este jueves, con los votos PP, PSOE y Ciudadanos, el real decreto ley impulsado por el Gobierno para aumentar el pago fraccionado del Impuesto de Sociedades y así rebajar el déficit, con el fin de cumplir con los compromisos pactados con la Unión Europea. La norma no se tramitará como proyecto de ley, por lo que se mantendrá vigente sin cambios.

Todos los grupos han reprochado al Gobierno que haya tenido que recurrir a esta medida de urgencia después de las rebajas fiscales de 2015 y han echado en falta una reforma en este tributo de mayor profundidad. Pese a ello, tanto PSOE como Ciudadanos y el PNV han respaldado la medida, asegurando, junto a los votos de PP, su aprobación. Unidos Podemos se ha abstenido, mientras que Esquerra y la antigua Convergència han votado en contra.

Concretamente, el PSOE ha dicho que teme que las consecuencias en caso de no aprobarse "sean peores" que en caso contrario por las temidas sanciones impuestas desde Bruselas; mientras que Ciudadanos, pese a considerar que "no son formas de hacer las cosas", ha dicho que "no queda más remedio que votar a favor". Podemos, por su parte, ha justificado su abstención por "responsabilidad" con el país, rechazando su apoyo por no querer ser "solidarios con los chapuceros".

"Se lo había advertido la Comisión Europea y el FMI, que sus rebajas fiscales podían amenazar el cumplimiento de déficit y las multas. Pero estaban a lo suyo, a la campaña electoral", ha criticado el diputado 'socialista' Julián López Milla, que se ha preguntado cómo, con un crecimiento del PIB del 3%, el déficit no logra reducirse.

"¿Para qué han servido todos los sacrificios impuestos a la ciudadanía? Ni siquiera para alcanzar las metas que se habían puesto a sí mismos", ha apostillado López, que ha acusado al PP de "aprovechar la recuperación para regalo fiscal".

LAS EMPRESAS GANARON MÁS Y PAGARON MENOS.

Por su parte, Francisco de la Torre (Ciudadanos) ha criticado las estimaciones de ingresos previstas por el Gobierno para este año, que ha calificado "de fantasía", y ha responsabilizado de ello a la reforma del Impuesto de Sociedades, que hace que "las empresas estén ganando más que nunca y paguen menos que nunca".

Así, ha explicado que a pesar de ganar 74.000 millones más en el pasado ejercicio, las empresas han tributado un 4,7%. Las que más ingresos tuvieron, concretamente, ganaron un 16,5% más y pagaron un 63% menos, ha desgranado. En este sentido, ha criticado que, por ejemplo, las grandes empresas, cuando venden una filial, queden exentas de tributar las plusvalías.

MENOS RECAUDACIÓN QUE ANTES DE LA CRISIS.

El portavoz económico de Podemos, Alberto Montero, se ha preguntado por qué el Gobierno lleva como única medida a Bruselas el adelanto de este impuesto para cuadrar las cuentas cuando el año pasado argumentaba que no iba a tener efectos sobre el déficit. "En alguno de los dos momentos nos estaba mintiendo", ha arremetido.

Asimismo, ha lamentado el optimismo de Montoro al hablar de la economía pues, según ha señalado, los ingresos tributarios son un 50% inferiores a los recaudados antes de la recesión, y ha culpado de ello a las medidas fiscales adoptadas por el PP. "Luego, la única forma que se les ocurre es recortar gasto público y derechos", ha remachado.

El Partido Popular, de la mano de su diputado José Enrique Fernández, ha pedido que el resto de partidos no les den lecciones. "Miren cómo dejaron ustedes la hucha de las pensiones", ha recriminado a la bancada 'socialista', a los que también ha echado en cara el "agujero negro de 35.000 millones" del anterior Ejecutivo del PSOE. Por último, ha presumido que España ha tenido menos incumplimientos que Alemania, Francia e Italia desde su ingreso en la zona euro.

CRÍTICAS EN EL RESTO DE GRUPOS.

La reforma no ha contentado a ninguno de los otros partidos, que han mostrado su escepticismo acerca de los efectos que pueda generar. "Si esto genera empleo, alguien nos lo tendrá que explicar", ha dicho Ferrán Bel Accensi (PDC, antigua Convergència), mientras que Pedro Azpiazu, del PNV, auguraba que la reforma "no soluciona el problema de fondo".

Por su parte, Ester Capella, de Esquerra, reafirmaba la posición favorable de su grupo a subir los impuestos --"deberían subirlo más a las grandes empresas", ha dicho--, y ha teorizado sobre el origen del déficit que trata de corregir el adelanto del pago fraccionado: "El pufo que tienen en la contabilidad viene de la brillante idea de bajar impuestos por la campaña electoral", ha dicho.

Para leer más