21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 25 de octubre de 2016

    El Congreso, sin el PP, reclama impulsar en Europa la 'tasa Tobin'

    MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas del Congreso ha instado este martes al Gobierno a impulsar como un "objetivo prioritario" la implantación de un impuesto que grave las operaciones financieras, conocido como 'tasa Tobin', tras el apoyo de PSOE, ERC y PDC a una iniciativa presentada por Unidos Podemos. Ciudadanos ha decidido abstenerse, mientras que el Partido Popular ha votado en contra.

    El texto finalmente aprobado recoge los dos puntos presentados por Unidos Podemos más una enmienda presentada por el PSOE en la que se insta a destinar "al menos la mitad de los mayores ingresos generados" por este impuesto a "una retribución más social y equitativa de la riqueza y, en particular, a financiar políticas sociales específicas".

    La iniciativa llama a realizar "las actuaciones necesarias a nivel UE" para aprobar "un ambicioso Impuesto a las Transacciones Financieras que tenga como prioridad reducir drásticamente la especulación en los mercados financieros", tras la propuesta de la Directiva del Consejo Europeo del 28 de septiembre de 2011.

    Josep Vendrell, de En Comú, ha defendido que esta medida tendría que ser "parte de una batería mucho más amplia de medidas para evitar la escandalosa acumulación de riqueza en manos de una minoría muy rica y poderosa".

    LOS BENEFICIOS, A POLÍTICAS SOCIALES.

    Asimismo, ha calificado de "oportuna" la enmienda socialista de fijar un destino a parte de lo recaudado debido al interés que pueden tener los gobiernos europeos de aprobar este impuesto, no para gravar estas operaciones, sino para paliar los efectos de una nueva recesión en el continente.

    El principal apoyo de Unidos Podemos para aprobar esta moción, el PSOE, ha defendido la necesidad señalando que, si bien para Alemania, Noruega o Suecia la recaudación no supone un problema, para España sí lo es, y ha apostado por gravar a "los que más se han beneficiado de los rescates financieros", y que esos ingresos vayan dirigidos a políticas sociales.

    Óscar Galeano, diputado 'socialista', ha manifestado que "en la economía global no hay un problema de liquidez". "Hay dinero, pero esa liquidez no se utiliza para invertir en industria o infraestructuras: el sector financiero se ha convertido en un fin en sí mismo", ha dicho.

    PP VOTA EN CONTRA, C'S SE ABSTIENE.

    Por su parte, el Partido Popular, único partido que se ha opuesto a la iniciativa, ha recordado a través de su diputado Juan Bravo Baena que España se encuentra dentro del grupo de países que están impulsando este impuesto, y que su posición, dentro del debate "es apoyar la implantación del mismo y minimizar los riesgos" que, a su juicio, pasan por la "deslocalización" de las empresas.

    Por su parte, el portavoz económico de Ciudadanos, Toni Roldán, ha expresado la preocupación de "las consecuencias de una tasa de este tipo", pues tienen dudas de su efectividad. Ha puesto el ejemplo de Suecia, donde a raíz de su implantación "buena parte de servicios se fueron al país vecino", y tuvieron "recaudación neutra". "Tampoco está claro que ataque a los malvados especuladores", ha dicho, entre risas, dirigiéndose al diputado de En Comú, Josep Vendrell.