17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 4 de abril de 2008

    Economía/Bolsa.- El Ibex termina con una subida del 3% la semana en que la Fed habló por primera vez de recesión

    MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El parqué madrileño terminó con una subida del 3% esta semana, marcada por la persistente volatilidad de los mercados y por tratarse de la primera vez que las autoridades de Estados Unidos reconocen la posibilidad de que la desaceleración que atraviesa la primera economía mundial acabe en recesión.

    En lo que va de año, el selectivo lleva perdido un 8,8%, mientras los organismos supervisores de los mercados a los dos lados del Atlántico siguen inyectando dinero para restaurar la confianza en las bolsas y atajar la crisis de liquidez que atemoriza a los bancos.

    Concretamente, el Ibex 35 cerró la semana en 13.846,40 puntos, tras conocerse el último dato negativo procedente de Estados Unidos, donde se destruyeron 80.000 puestos de trabajo, y el paro se situó en el 5,1%, el nivel más alto desde 2005, peor de lo que esperaban los analistas.

    A las palabras del presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke, sobre la posibilidad de que la economía americana se contraiga este semestre, se sumaron los negros vaticinios tanto del multimillonario y gurú de la economía George Soros como del ex presidente del FMI Rodrigo Rato, para quienes los mercados se enfrentan al peor escenario desde la depresión del 29.

    A escala nacional, las malas noticias vinieron del Banco de España, que revisó a la baja sus previsiones de crecimiento para este año (+2,4%) y el próximo (+2,1%), y auguró tanto un aumento del paro por la desaceleración del ladrillo como un mantenimiento de la alta tasa de inflación, un aumento de la morosidad y un entorno menos favorable para las empresas.

    En este panorama, los inversores en España volvieron a centrar su atención en operaciones corporativas, protagonizadas por Colonial -que ha salido del Ibex y ha sido objeto de ofertas frustradas de compra desde hace meses- y por Iberdrola, que sigue en el centro de las elucubraciones sobre una eventual reorganización del mapa energético.

    FCC ENCABEZÓ LOS AVANCES.

    La mayoría de los 35 valores que integran el selectivo (27) cerraron el viernes con ganancias semanales, liderados por FCC (+8,31%), que vivió una semana tranquila con la adjudicación de diversos contratos, pero reclamó al Gobierno que emprenda medidas para paliar las dificultades que atraviesa la construcción por el enfriamiento de la demanda.

    En el segundo puesto del 'ranking' de ganancias semanales se situó Repsol (+6,87%), mientras el barril de Brent de Mar del Norte, de referencia en Europa, se mantuvo por encima de los 100 dólares, cerca del máximo histórico alcanzado el pasado 14 de marzo (108 dólares).

    También registraron ganancias significativas Telecinco (+6,72%) e Inditex (+5,60%), que avanza en su diversificación de negocios con la creación de una nueva cadena de complementos de moda llamada Uterqüe, seguida de cerca por BBVA (+5,13%) y Banco Santander (+5,11%).

    Por su parte, Sacyr Vallehermoso avanzó un 3,44%, liberada por la Justicia francesa de la obligación de lanzar una OPA sobre Eiffage, y Telefónica, cuyo peso equivale a la quinta parte del selectivo madrileño, ganó un 3,67%.

    La mayoría de valores de la banca acabaron con signo positivo en la semana en la que Popular (+2,74%) y Criteria (+2,05%) anunciaron que sopesan su entrada en el capital de Colonial para cobrar la deuda contraída por la inmobiliaria y garantizar la viabilidad de ésta. Banesto avanzó un 2,48% y Bankinter un 0,89%, mientras que Sabadell fue la única entidad financiera que terminó en negativo (-0,72%).

    En el polo opuesto, Iberdrola Renovables se situó a la cabeza de los 'números rojos', con un retroceso del 6,74%, por delante de las pérdidas de Indra (-3,57%), Enagás (-3,54%), e Iberdrola (-1,58%), que seguirá con los trámites procesales para que EDF informe al tribunal de Bilbao sobre si está preparando su adquisición. Por su parte, Iberia, cuyas participadas Vueling y Clickair estudian fusionarse, se dejó un 1,45%.