25 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Economía/Fiscal.- El Congreso aprueba la ley que suprime Patrimonio y da libertad de amortización a las empresas

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de los Diputados dio hoy luz verde definitiva, tras aprobar las enmiendas introducidas por el Senado, al proyecto de ley que suprime el Impuesto de Patrimonio y se generaliza el sistema de devolución mensual del IVA, en el que se contempla también permitir la libertad de amortización de las empresas por dos años a cambio de que mantengan sus plantillas "al menos" en los niveles de 2008.

Este punto fue incluido gracias al acuerdo entre PSOE y CIU, que también se comprometieron a que el Gobierno compense anualmente a las comunidades autónomas por la eliminación del tributo en función de su liquidación a cierre de 2008, una medida cuya ejecución será estudiada "bilateralmente" en el marco de la reforma de la financiación autonómica.

En lo referido al IVA, el texto remitido asegura su "neutralidad" en los casos de fusiones empresariales, así como mantener el concepto de "consolidación fiscal" para estas operaciones, frente a lo planteado en el proyecto inicial presentado por el Gobierno a la Cámara Baja. Asimismo, las asociaciones de ánimo de lucro, que incluyen a los colegios empresariales y las organizaciones empresariales, podrán trasladar el impacto del IVA a sus asociados.

En el trámite en la Cámara Alta se introdujo también la concreción del aplazamiento de hasta tres años en los pagos del Impuesto de Sociedades derivados de la aplicación del nuevo plan general contable, así como las pérdidas de las empresas españolas generadas pos sus filiales en el extranjero.

6.000 MILLONES PARA LAS EMPRESAS.

La socialista Montserrat Colldeforns celebró que la ley aprobada hoy da respuesta al cumplimiento de una promesa electoral del PSOE para acabar con un tributo "que ya no sirve", y para agilizar las devoluciones del IVA, con el fin de solventar el problema de liquidez de las empresas, ya que supondrá una inyección "de cerca de 6.000 millones de euros".

El portavoz de Hacienda del PP, Baudilio Tome, aprovechó el debate para lamentar que el PSOE rechazara las 40 enmiendas al proyecto de ley que contenían su 'plan de choque' fiscal, que contemplaban una rebaja del tipo del Impuesto de Sociedades y un aumento de la deducción por adquisición de vivienda para el IRPF que, a su juicio, constituían una "auténtica hoja de ruta" para la reforma fiscal.

Por su parte, el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre mostró su gran satisfacción por la desaparición del tributo y los acuerdos alcanzados con el PSOE en lo referente a la libertad de amortización, que supone una "apuesta decidida" de carácter fiscal para impulsar la productividad y mantener el empleo.