26 de febrero de 2020
12 de agosto de 2008

Economía/Fiscal.- El Consejo de Ministros del jueves aprobará la eliminación del Impuesto sobre el Patrimonio

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros extraordinario que se celebrará el próximo jueves aprobará el proyecto de Ley que eliminará de forma efectiva el Impuesto sobre el Patrimonio, según informaron en fuentes del Ministerio de Economía y Hacienda.

El texto recoge la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio desde 2008, según lo previsto en el 'Plan de Estímulo Económico' aprobado por el Gobierno el pasado 18 de abril.

La eliminación del Impuesto sobre el Patrimonio permitirá a 1,3 millones de contribuyentes (1 millón de residentes y 300.000 no residentes) ahorrar 1.800 millones de euros desde este mismo ejercicio, dado que en 2009 ya no tendrán que hacer la declaración de Patrimonio correspondiente a este año.

La fórmula elegida por el Ministerio de Economía y Hacienda para suprimir este impuesto es establecer una bonificación del 100% sobre el mismo y eliminar la obligación de declarar. De este modo, la última declaración del Impuesto sobre el Patrimonio será la que se presente este año, correspondiente al ejercicio 2007.

El departamento de Pedro Solbes ha señalado en más de una ocasión que la eliminación de este impuesto, por la que se deberá compensar a las comunidades autónomas, receptoras de estos ingresos, acabará con el "efecto disuasorio" que existía actualmente para los no residentes que adquirían una vivienda en España y que, como consecuencia de ello, se veían obligados a tributar por este gravamen.

Así, el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, destacaba tras el Consejo de Ministros en el que se presentó el anteproyecto de Ley que la supresión del impuesto favorecerá la adquisición de segundas viviendas por ciudadanos no residentes, en un momento de desaceleración del sector inmobiliario.

Al mismo tiempo, Hacienda ha justificado la eliminación de Patrimonio argumentando que no existe en ningún país de la UE --salvo en Francia-- y que nació en 1977 con carácter transitorio y pretendía dos objetivos, redistributivo y censal, que no cumple en la actualidad, dado que grava fundamentalmente el ahorro de las clases medias y la Agencia Tributaria dispone ya de la información que aporta este tributo.

En este sentido, Solbes rechazó en su momento las críticas de que en un momento de desaceleración se elimine un impuesto que grava a las rentas con más recursos, y señaló que "no lo pagan las (rentas) más bajas, pero tampoco las más altas", sino que, básicamente, recae en las "clases medias" y grava, sobre todo, el ahorro de las rentas del trabajo en bienes inmuebles.