29 de noviembre de 2020
16 de diciembre de 2008

Economía/Fiscal.- El PSOE rechaza en el Congreso la rebaja de Sociedades propuesta por CiU por "ingenua" ante la crisis

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PSOE adelantó esta tarde su rechazo en el Pleno del Congreso a la toma en consideración a una proposición de ley de CiU para reducir el Impuesto de Sociedades, con el objetivo de rebajar al 25% el tipo general, al 20% el de las pymes, así como crear un régimen específico para las microempresas aplicándoles un tipo del 15%, porque la considera "ingenua" e "ineficaz" ante la crisis.

Así lo expresó el secretario general del Grupo Socialista, Ramón Jáuregui, quien denunció la "falacia argumental" que supone decir que disminuir los tipos impositivos activa la economía y aumenta la recaudación, mientras que sólo supone una reducción "muy importante" de ingresos fiscales para el Estado, que cifró en cerca de 10.000 millones de euros. "Nadie hace rebajas fiscales en periodos de crisis", señaló.

Además, señaló que las "importantes propuestas" de CiU en materias sociales, apoyadas por el PSOE, suponen un incremento de gasto que no es coherente con la rebaja de impuestos. "Todo no puede ser", señaló el diputado socialista, quien invitó a la federación nacionalista "a ser razonable".

El portavoz de Economía y Hacienda de la federación nacionalista, Josep Sánchez Llibre, había recalcado la "importancia de reducir la presión fiscal de las empresas" para facilitar que sean "más competitivas" entre las economías europeas y para que se pueda "atraer inversiones, crear empleo y mantener la efectividad económica", por lo que reclamó al Gobierno que haga explícito su "compromiso" de "dar soporte al tejido empresarial" aceptando esta propuesta.

En este sentido, Sánchez Llibre aseguró apreciar el "avance" que supuso la reforma fiscal de 2006, a partir de la cual se introdujeron reducciones en el Impuesto de Sociedades, si bien insistió en que, ante "la actual situación económica", se impone reducir "aún más" este tributo, sobre todo teniendo en cuenta que el tipo medio del gravamen en la UE es más reducido.

EL PP EXTRAÑADO DE QUE NO SE VETE A CIU.

La representante del PP Ana Madrazo señaló que es necesario "dinamizar" la economía a través de una reducción de impuestos a familias y pequeñas empresas. Asimismo, señaló que otros portavoces parlamentarios confunden una rebaja de impuestos con un recorte de derechos sociales, un argumento que, aseguró, ya desmintió el PP durante su etapa de Gobierno.

Madrazo echó en cara que el Gobierno vetara una propuesta del PP similar cuando se planteó a través de enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado, por lo que mostró su extrañeza de que haya llegado a debatir la de CiU. "Debe ser que le molesta menos cuando la presenta un grupo nacionalista", incidió.

RECHAZO "TOTAL" DE ICV.

Por su parte, el portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, señaló que el "problema de fondo" no es si se "gravan más o menos" los beneficios, sino si éstos se van a producir en un momento de crisis, por lo que añadió que es prioritaria la política de gasto público y, después, cuando mejoren las expectativas, será el momento de plantear una reducción de Sociedades. "No podemos instalarnos continuamente en la rebaja", señaló.

El diputado de ICV, Joan Herrera, expresó la "más absoluta de las oposiciones" a la propuesta de CiU, porque aún no se conocen los efectos de la reforma anterior, y la prioridad ante la crisis debe ser, en su opinión, "mejorar la cohesión social" en España, para lo que se necesitan los mayores ingresos impositivos posibles. Así, afirmó que esto resulta "incompatible" con la propuesta de CiU.

Desde el BNG, Olaia Fernández Dávila señaló que cualquier reforma fiscal debe sólo ligarse a las reformas estructurales pendientes "para minimizar" sus costes sociales.