19 de enero de 2021
20 de abril de 2006

Economía/Fiscal.- El REAF aconseja no tomar decisiones de inversión bruscas ante posibles cambios en la reforma del IRPF

Advierte de que Hacienda podría sancionar este año a quienes no consignen en su declaración la referencia catastral

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) Valentí Pich i Rossell, recomendó hoy a los contribuyentes que sean "prudentes" en la contratación de productos de ahorro-inversión y que esperen algo de tiempo para conocer cómo quedará la reforma del IPRF en su trámite parlamentario antes de tomar decisiones al respecto.

En rueda de prensa para informar de las novedades de la campaña de renta 2005, Pich subrayó que la reforma fiscal que ha diseñado el Gobierno socialista es "mucho más importante de lo que parece".

En este sentido, destacó que el establecimiento de un tipo único de gravamen para todos los productos de ahorro supone una auténtica "revolución", que debe tenerse en cuenta a la hora de tomar decisiones que, fiscalmente, pueden tener repercusiones distintas para el contribuyente si se adoptan en 2006 o en 2007.

La reforma del IRPF, ahora en trámite parlamentario, entrará en vigor el 1 de enero de 2007, por lo que afectará a la declaración de la renta que se efectúe en 2008.

Por esta razón, y sabiendo que quedan de margen unos cuantos meses hasta final del ejercicio, el REAF quiere que los contribuyentes sepan que, aunque las líneas básicas de la reforma están ya muy definidas, aún pueden sufrir modificaciones en el Parlamento.

Así, además de retrasar sus decisiones de inversión hasta conocer la norma definitiva, el REAF aconseja también al contribuyente que si tiene previsto transmitir un bien o derecho próximamente, lo haga antes de 2007, pues, de lo contrario, la plusvalía generada por esta operación tributará al 18% en lugar de al 15% actual.

Asimismo, recomienda a los empresarios que tributan por módulos que se planteen si les conviene seguir el próximo año en este sistema teniendo en cuenta que sufrirán una retención del 3% sobre sus ingresos. Junto a todo ello, y también como consejo válido para la declaración de 2005, Pich recordó que existe toda una gama de deducciones autonómicas a tener en cuenta por el contribuyente.

LA REFERENCIA CATASTRAL.

El REAF explicó además algunas de las novedades de la campaña de la renta 2005, que se inicirá el próximo 2 de mayo y concluirá el 30 de junio. Entre ellas destacan las reducciones en el régimen de módulos para transportistas, agricultores y ganaderos, y el incremento de los beneficios para las empresas individuales de reducida dimensión.

Sin embargo, las novedades más llamativas de la declaración 2005 son, para el REAF, más de gestión que de contenidos. La más importante es la obligación que tendrá el contribuyente de consignar la referencia catastral de su inmueble, tanto si se trata de vivienda en propiedad como de alquiler.

Aunque el año pasado Hacienda ya pedía esta información, en la declaración de 2005 su inclusión será obligatoria, hasta el punto de que el REAF sospecha de que podría haber sanciones si se incumple esta exigencia.

De hecho, el REAF asegura que tanto en el IRPF de 2005 como en el Plan de Prevención del Fraude Fiscal se trasluce la preocupación que tiene la Administración Tributaria por el sector inmobiliario, que está siendo uno de los sectores de prioritarios de comprobación.

Con el fin de facilitar la consignación de la referencia castastral, en el programa PADRE de este año aparece un enlace directo a la página web del Catastro para que los contribuyentes tengan acceso inmediato a los dígitos que les corresponden.