4 de agosto de 2020
11 de septiembre de 2009

Economía/Fiscal.- Salgado afirma que elevar los impuestos indirectos es lo que menos distorsiona la actividad económica

Asegura que subir el IVA no tiene por qué afectar a la demanda y recuerda que este incremento ha sido solicitado por la CEOE

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, afirmó hoy que la subida de los impuestos indirectos (IVA, tabaco, alcohol e hidrocarburos) es lo que menos distorsiona la actividad económica y, en este sentido, recordó que la propia CEOE ha solicitado este incremento.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, que aprobó el nuevo modelo de financiación autonómica, Salgado indicó que sobre este tema "hay literatura para todos los gustos" y hay quienes defienden que una subida de los impuestos especiales o del IVA es lo que menos efectos negativos genera en el mercado.

"Hay hasta tratados de quien dice que toda la imposición debería ser indirecta, dependiendo de cómo se graven los productos de primera necesidad, pero nosotros pensamos que no tiene mucho sentido en un sistema fiscal complejo, examinar una figura fiscal (impuestos indirectos) separada del resto. Es el conjunto del sistema el que debe ser equitativo y solidario", subrayó.

En este sentido y ante las críticas de que la subida de los impuestos indirectos perjudica por igual a todos los ciudadanos con independencia de su renta, la ministra defendió que la redistribución de la riqueza no debe mirarse sólo por el lado de los ingresos, sino también teniendo en cuenta a qué se dedican los gastos que, en este caso, se destinarán, según dijo, a gasto social y a aquellas personas que lo están pasando peor.

En cualquier caso, insistió en que el "esfuerzo extraordinario" de subida de impuestos que el Gobierno pedirá a los ciudadanos será "moderado y eficiente" e irá acompañado de la austeridad en el gasto público, pero manteniendo la política social que la situación de crisis exige, "al menos desde la visión de un gobierno progresista".

MENOR PRESIÓN FISCAL QUE EN 2004.

Salgado, que volvió a eludir la concreción de esta subida y se remitió a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2010 para su presentación, insistió en que la presión fiscal subirá un 1,5% del PIB y, añadió que, a pesar de este incremento, se situará en el 34,3%, aún por debajo de la que existía en 2004 con el Gobierno del PP.

Además, destacó que los 15.000 millones de euros que piensa ingresar más el Gobierno en 2010 también se comparan favorablemente con la rebaja de impuestos de 20.000 millones aplicada por el Ejecutivo en los últimos años. Así, indicó que la ejecución presupuestaria hasta julio muestra que la mitad del déficit de 47.000 millones se debe a las actuaciones del Gobierno, tanto por el adelanto de las devoluciones, las prestaciones por desempleo o las políticas activas para salir de la crisis.