23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 2 de julio de 2014

    Economía/Macro.- El Gobierno francés prevé realizar nuevas bajadas de impuestos en 2017

    PARÍS, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El primer ministro de Francia, Manuel Valls, ha afirmado que el Gobierno galo quiere volver a bajar los impuestos a los hogares en 2017, especialmente para las familias de bajos ingresos y las clases medias, y favorecer el crecimiento y el empleo con una aplicación "más flexible e inteligente" del Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo.

    "Hemos puestos en marcha medidas que beneficiarán a 3,7 millones de hogares en 2015, pero habría que ir más allá en 2017", asegura Valls en una entrevista concedida al diario francés 'Les Echos', en la que incide en que una reforma de las prestaciones sociales y las exenciones fiscales "es necesaria".

    En concreto, apunta la posibilidad de mejorar las prestaciones sociales mínimas como la renta social para los que no tienen ingresos o los incentivos al empleo. "Pero en general, los impuestos descenderán para los hogares de bajos ingresos y las clases medias", agrega.

    Valls recalca que desde 2010 los impuestos no ha dejado de subir y el efecto ha sido "devastador" para la confianza. "Quiero ser el primer ministro que devuelva la confianza a los actores económicos y sociales. Quiero encarnar el retorno de la confianza para todo el tejido económico francés", incide.

    Asimismo, subraya que la bajada de impuestos no se opone al objetivo de reducir el déficit al 3% del PIB, una cuestión de "soberanía nacional y de equidad" para las generaciones futuras. Así, recuerda que el Gobierno tiene un plan de recorte del gasto de 50.000 millones de euros, algo difícil, pero que puede contribuir a la vuelta de la confianza.

    En este sentido, se felicita porque, gracias al presidente francés, François Hollande, y los socialdemócratas europeos, se ha abierto un debate en torno al Pacto de Estabilidad para que se aplique con "más flexibilidad e inteligencia", privilegiando el crecimiento el empleo y las inversiones futuras.

    Respecto al Banco Central Europeo, apoya las medidas adoptadas en la reunión de junio, pero considera que debería ir más allá en lo relativo a las compras de activos en los mercados, ya que la política monetaria no puede tratarse exclusivamente de movimientos de los tipos de interés.

    Para leer más