16 de octubre de 2019
7 de mayo de 2014

La Tasa de Transacciones Financieras se aplicará primero a acciones y derivados para evitar "distorsiones"

La Tasa de Transacciones Financieras se aplicará primero a acciones y derivados para evitar "distorsiones"
EUROPA PRESS

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha indicado este miércoles que la Tasa de Transacciones Financieros que once países de la UE comenzarán a aplicar a partir del 1 de enero de 2016 gravarán en una primera fase únicamente las acciones y los derivados para evitar "distorsiones" en el sector, si bien la intención es que este gravamen se vaya aplicando luego a otros productos.

Así lo ha señalado durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, al ser preguntado por la diputada socialista Mariví Monteserín sobre las previsiones del Gobierno respecto de la aplicación en España de esta tasa, que dio un paso más en su implantación en una reunión mantenida ayer por los ministros de Economía de los once países incluidos en la cooperación reforzada en esta materia.

Según De Guindos, el "importante" acuerdo fija los "elementos esenciales" de este impuesto, como por ejemplo el "impacto" que tendrá cada activo gravado. Así, aunque "aún hay cuestiones técnicas que desarrollar", el gravamen "se irá desarrollando progresivamente, etapa por etapa", y en una primera fase tributarán únicamente las acciones y algunos derivados.

"El Gobierno de España ha pedido que se graven especialmente los derivados sobre las acciones porque si los gravamos en el mercado de contado y no en el de derivados se pueden producir distorsiones. Después, se irá ampliando el ámbito del impuesto", ha añadido el ministro.

MÁS PAÍSES EN EL FUTURO

Además, el titular de Economía ha recordado que España ha "apoyado desde el primer momento" la implantación de este gravamen, como demuestra el hecho de que firmara una carta de apoyo al mismo junto con otra decena de estados que, posteriormente, acordaron una cooperación reforzada para poder implantar el gravamen sin tener que esperar a un acuerdo de los 28.

"No hay que olvidar que ésta es una cuestión compleja, difícil y, como se vio ayer en el Ecofin, no hubo acuerdo porque hay posiciones muy divergentes entre los 28. No obstante, esperamos que otros países se vayan incorporando al proceso", ha afirmado, asegurando por último que si no fuera por el Gobierno español y sus aportaciones al debate "en estos momentos difícilmente habría un acuerdo político" como el alcanzado este martes.

ESPAÑA NO PUEDE PRESCINDIR DE ESTOS INGRESOS.

Por su parte, la socialista Monteserín ha lamentado que se haya retrasado un año la implantación de la tasa y también los "desacuerdos" manifestados por los estados miembros ante un tema de "gran complejidad técnica" y que "incide directamente en la recaudación" de los estados miembros.

Por eso, ha pedido al ministro que se sitúe entre los países que "apuestan por más avances y más recaudación" en lugar de entre los que tienen posiciones "más tibias". "Ha llegado el momento de que España lidere los países que apuestan por la máxima recaudación posible y a los máximos productos de la actividad financiera, porque a estas alturas no podemos renunciar a recaudar impuestos del sector financiero", ha dicho, recordando que las arcas públicas españolas podrían ingresar 4.700 millones de euros por esta tasa.

Y ello porque este sector, "además de ser el primer causante de la crisis aprovechando la falta de regulación y de vigilancia de los gobiernos", ha provocado que "sus desmanes" recaigan "sobre las espaldas de las personas". "Es el momento de que se responsabilice de una parte de los daños producidos", ha insistido.

Por todo ello, la diputada ha pedido a De Guindos que "abandone la tibieza, sea valiente y defienda el interés general, abanderando la implantación del impuesto máximos y proponiendo medidas técnicas".