20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 23 de enero de 2018

    España cree que los tipos reducidos del IVA tienen que seguir aplicándose a las "excepciones"

    BRUSELAS, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha señalado este martes que España "no está absolutamente en contra" de la propuesta de la Comisión Europea para reformar el sistema de IVA en la UE, pero considera que los tipos reducidos deben aplicarse a las "excepciones" y no ser una regla general.

    El Ejecutivo comunitario presentó la semana pasada una propuesta para reformar el sistema de IVA en el bloque comunitario que, si es aprobado, dará libertad a los Estados miembros para fijar los tipos de este gravamen.

    Bruselas, en concreto, propone eliminar la lista de bienes y servicios a los que se puede aplicar un tipo reducido y sustituirla por una nueva lista de productos a los que obligatoriamente se tiene que aplicar el IVA general. Además, la Comisión aboga por mantener un tipo general mínimo del 15% y dar la libertad a los países de fijar cuatro tipos reducidos por debajo de este umbral, incluso en el 0%.

    "España no está absolutamente en contra pero considera que la regla general tiene que ser la regla general, que es el tipo general, y los tipos reducidos aplicarse a las excepciones", ha apuntado en una rueda de prensa tras la reunión de titulares de Finanzas de la UE (Ecofin).

    "Ese es el planteamiento que vamos a defender y creo que también el planteamiento que van a defender otros muchos países", ha asegurado De Guindos, quien además ha augurado un debate "bastante largo" sobre esta propuesta legislativa, que necesita el apoyo unánime de los Veintiocho para ser aprobada.

    Con respecto a la otra parte de la propuesta de Bruselas, sobre el IVA para pymes, el ministro ha señalado que el Gobierno está "completamente de acuerdo", aunque hay que analizar que "no sea en detrimento del control que tienen que hacer la Agencia Tributaria".

    "Pero en principio nos parece que es la aproximación y el enfoque correcto y que hay que ir eliminando trabas burocráticas desde el punto de vista de las declaraciones del IVA", ha indicado.

    En esta propuesta, la Comisión Europea propone introducir un nuevo umbral de ingresos de 2 millones de euros por debajo del cual las pequeñas sociedades se beneficiarían de un proceso simplificado. También pide dar la posibilidad a las capitales de liberar a pymes que están exentas del pago de este impuesto de obligaciones relacionadas con la identificación o la facturación.

    Por último, Bruselas plantea que aquellas compañías con un volumen de ingresos menor a los 100.000 euros puedan beneficiarse de una excepción en el pago del IVA.