24 de junio de 2019
22 de abril de 2016

España, el sexto país de la UE donde menos peso tienen los impuestos medioambientales

España, el sexto país de la UE donde menos peso tienen los impuestos medioambientales
PEXELS

BRUSELAS, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

España es el sexto país de la Unión Europea donde menos peso tiene los impuestos medioambientales al contribuir sólo un 5,5% al conjunto de los ingresos procedentes de impuestos y contribuciones sociales, equivalentes a 19.251 millones, por debajo de la media del 6,3%, según datos de 2014 publicados por Eurostat este viernes.

Sólo en Francia y Bélgica (4,5% en ambos casos), Suecia, Luxemburgo y Alemania (5,2%) los impuestos medioambientales tienen un menor peso que en España, según los datos publicado por la agencia comunitaria estadística.

En el polo opuesto se sitúan en cambio Eslovenia (10,6%), Croacia (10,5%) y Grecia (10,2%), donde los impuestos medioambientales contribuyen más, seguidos de Bulgaria (9,8%), Letonia (9,3%), Chipre y Países Bajos (9% en ambos casos).

En el conjunto de la UE, los impuestos medioambientales alcanzaron 343.600 millones en 2014, el 6,3% de los ingresos por impuestos y contribuciones sociales, que representan una caída del 0,5% respecto a hace una década, cuando se elevaron a 282.005 millones. En España, también cayó dos décimas respecto a los 16.857 millones recabados en 2004.

Los datos reflejan que en la última década los ingresos procedentes de los impuestos medioambientales han crecido en prácticamente todos los países pero la cuota de los impuestos en el conjunto de ingresos ha caído en la mayoría en este periodo, especialmente en Chipre (3,3%), Portugal y Lituania (3,2% en ambos casos) y Luxemburgo (3%).

De hecho, el peso de los impuestos ambientales sólo ha crecido entre 2004 y 2014 en seis países. Se trata de Grecia (3,3%), Eslovenia (1,9%), Estonia (1,6%), Italia (1%), Letonia (0,3%) y Bulgaria (0,1%).

Por lo que se refiere a los sectores, los impuestos energéticos generaron el 76,5% de los ingresos en 2014 en el conjunto de la UE, mientras que los impuestos ligados al sector de transportes contribuyeron un 19,9% y sólo el 3,5%, los impuestos por la contaminación directa.

En el caso de España, los impuestos energéticos contribuyeron el 83,6%, el 12,9% los de transportes y el 3,5% los impuestos ligados a la contaminación.