25 de junio de 2019
6 de julio de 2016

Sólo 5.394 contribuyentes declaran rentas del trabajo superiores a 600.000 euros anuales

Casi dos de cada tres declaran rendimientos por debajo de los 21.000 euros

Sólo 5.394 contribuyentes declaran rentas del trabajo superiores a 600.000 euros anuales
EUROPA PRESS

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Sólo 5.394 contribuyentes declaran rendimientos del trabajo en el IRPF superiores a los 600.000 euros anuales, el 0,03% del total de declarantes, según los datos de 2014 publicados este miércoles por la Agencia Tributaria, que apuntan a que el número total de contribuyentes alcanzó ese año los 19,35 millones.

A pesar de suponer una cifra muy baja, los contribuyentes que declararon en 2014 rentas superiores a este importe crecieron un 18,5% respecto a los 4.550 declarantes que lo hicieron un año antes.

La mayor parte de los contribuyentes (4,87 millones, el 25% del total) declaró unos rendimientos de entre 12.000 y 21.000 euros, mientras que 1,2 millones de liquidaciones de IRPF (el 6,4%) se situaron en el tramo más bajo, entre 0 y 1.500 euros para todo el año.

Además, 2,8 millones (el 14,49%) declararon entre 1.500 y 6.000 euros anuales en rentas del trabajo y 3,6 millones (el 18,63%) entre 6.000 y 12.000 euros. En total, el 64,7% de las liquidaciones del IRPF del año 2014 se correspondía con rentas del trabajo de hasta 21.000 euros.

A partir de esta franja, el número de contribuyentes empieza a descender, con casi 3 millones en el tramo de entre 21.000 y 30.000 euros (el 15% del total) y 2,8 millones entre 30.000 y 60.000 euros anuales (el 14,7% de todas las declaraciones).

Sólo 538.821 declarantes consignaron rentas del trabajo de entre 60.000 y 150.000 euros al año, apenas el 3% de todas las liquidaciones, y la cifra cae a 63.122 para el tramo de entre 150.000 y 600.000 euros, el 0,33% del total. A partir de ahí, algo más de 5.300 contribuyentes declararon rentas superiores a los 600.000 euros, el 0,03% del total.

Durante el ejercicio 2014, último dato disponible, la Agencia Tributaria tramitó 19,35 millones de declaraciones del IRPF, un 0,8% más que un año antes. El rendimiento medio declarado alcanzó los 18.873 euros anuales y las deducciones más cuantiosas fueron nuevamente por compra de vivienda, con 685 euros de media, y por planes de pensiones, con 1.759 euros de media.