18 de noviembre de 2019
1 de octubre de 2019

La AIReF pide trasladar gastos impropios de la Seguridad Social al Estado y una edad efectiva de jubilación de 67 años

La AIReF pide trasladar gastos impropios de la Seguridad Social al Estado y una edad efectiva de jubilación de 67 años
El presidente de AIREF, José Luis Escrivá.APIE - ARCHIVO

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ve "manejable" el déficit de 18.000 millones de la Seguridad Social, si bien ve necesario trasladar parte de los gastos no contributivos que asume en la actualidad el sistema al Estado, así como alcanzar una edad efectiva de jubilación de 67 años y ampliar el periodo de cálculo de las pensiones.

Estas han sido algunas de las propuestas planteadas por Escrivá durante su intervención en los 'Diálogos Servimedia' sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones, en el que ha asegurado que el déficit de las pensiones actual es "manejable" y ha considerado que el problema se deriva de una situación "contable y discutible".

Escrivá ha indicado que si los ingresos por cotizaciones sociales solo se usasen para abonar prestaciones por contingencias comunes, y no para otras políticas sociales que deberían asumirse vía Presupuestos Generales del Estado, se podrían corregir hasta dos puntos del déficit de la Seguridad Social.

Asimismo, ha opinado que determinados "subsidios cruzados" tendrían que financiarse vía impuestos con las cuentas públicas, junto a costes administrativos del funcionamiento del sistema de la Seguridad Social, con un coste aproximado de 4.000 millones de euros. "Si lo trasladamos, no habría déficit y estaría en situación de equilibrio o ligero superávit", ha asegurado.

De esta forma, ha insistido en la necesidad de "desviar el centro del problema y llevarlo donde están las palancas de actuación", a través de un trasvase de los gastos impropios de la Seguridad Social al Estado.

JUBILACIÓN A LOS 67 AÑOS Y CÁLCULO CON TODA LA VIDA LABORAL

Junto a esta reordenación de los gastos, Escrivá ha hecho hincapié en la necesidad de profundizar en la reforma de las pensiones del año 2013, de forma que la edad efectiva de jubilación pase de los 62,7 años actuales a los 67, ya que permitiría corregir "más de la mitad del problema de gasto".

También ha propuesto continuar avanzando en el periodo de cálculo de las pensiones hasta que se tenga en cuenta toda la vida laboral, frente a los últimos 25 años que fijó la reforma de 2011, puesto que también permitiría subsanar una "parte importante" del problema.

De igual forma, se ha referido a la importancia de ordenar los flujos migratorios e implementar políticas de fomento de la natalidad ante el reto demográfico y el envejecimiento dada la previsión de una 'japonización' de España.

El presidente de la AIReF ha aseverado que el tema de la sostenibilidad de las pensiones es "manejable" si se toman decisiones "con tiempo", en línea con las medidas del año 2011, con el fin de mantener la tasa de cobertura y que se sitúe por encima del 50%, y mantener un poder adquisitivo "suficiente".

En su opinión, hay que incidir en el problema de déficit público del 2%, con el fin de lograr unas finanzas públicas sostenibles y garantizar por consiguiente las pensiones públicas.

Además, cree que hay un "problema" con la falta de una decisión sobre cómo revalorizar las pensiones en el futuro, dado que el índice de revalorización del 0,25% en vigor es un instrumento diseñado "con la mejor de las intenciones" pero resulta "impracticable", por lo que piensa que tiene "con poco recorrido".