6 de diciembre de 2020
19 de septiembre de 2017

Asempleo califica de "mala noticia" el fin del incentivo por usar agencias de empleo y defiende su eficiencia

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Asempleo ha calificado de "mala noticia" para los desempleados españoles la decisión adoptada por el Gobierno, en el marco de la Conferencia Sectorial de Empleo, de no seguir usando la colaboración con las agencias privadas de colocación entre los indicadores que se tenían en cuenta para el reparto de los fondos públicos entre las CCAA para la intermediación laboral, ya que considera que la implicación de las agencias de empleo supone una actuación "mucho más eficaz y eficiente que la intermediación realizada exclusivamente por la Administración Pública".

Así, la patronal de empresas de trabajo temporal subraya que "no se debe permitir la aplicación de una medida como esta" cuando la tasa de paro alcanza el 17,22%, más de la mitad de desempleados lleva más de un año buscando empleo sin éxito y casi el 40% de los jóvenes no tiene trabajo.

"Lo único que consigue es que estas personas vean reducidas sus posibilidades de disponer del servicio de alto valor y experiencia que suponen las agencias de empleo, a diferencia de lo que sucede en los países europeos con éxitos en la lucha por la integración laboral y el pleno empleo", ha afirmado.

Asempleo defiende que las agencias de empleo "han demostrado tener un alto potencial de colocación" y "contribuyen a que las empresas encuentren el capital humano que necesitan".

En este sentido, ha asegurado que los datos "evidencian la existencia de una relación inversa entre las tasas de paro y la presencia de las empresas privadas de empleo". Según ha puesto de manifiesto, los agentes privados de empleo intermedian más del triple en la UE-15 que en España, presentando la primera una tasa de paro del 8,9%, frente al 17,22% de la segunda.

Por ello, ha recalcado que los retos del mercado de trabajo exigen "contar con todos los recursos y agentes disponibles", y en especial con los más especializados, sin que ello reste el papel que corresponde a los servicios públicos de empleo. "Con la decisión acometida en la Conferencia Sectorial de Empleo, no se elimina a un sustituto de los agentes públicos, sino a un complemento que hacía más eficaz el poder de intermediación y de reducción del desempleo".

En este contexto, ha pedido al Gobierno que retome la actualización del modelo de políticas activas de empleo para lograr "instrumentos eficaces y eficientes" y ha lamentado que "la politización y los conflictos de competencias perjudiquen la búsqueda de las mejores soluciones para el funcionamiento de la economía y para resolver los males endémicos del mercado de trabajo".