26 de junio de 2019
26 de abril de 2016

CSIF reclama una "regeneración democrática" de los sindicatos de cara al 1º de mayo

Considera que los trabajadores están "cansados" de un modelo sindical "partidista, subvencionado y desvinculado"

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclamará el próximo domingo, 1º de mayo, una "regeneración democrática" de los sindicatos y un nuevo modelo "más acorde con la realidad española".

CSIF reclamará en la festividad del 1 de mayo que los sindicatos sean "independientes, no subvencionados y transparentes", según ha informado en una nota.

"Es hora del diálogo de todos, es hora de otro modelo de sindicatos, es hora de negociar y cumplir lo acordado, es hora de recuperar las condiciones laborales", ha apuntado el sindicato, que celebrará el 1 de mayo "como jornada de reconocimiento a los trabajadores y trabajadoras de este país, que han cargado injustamente sobre sus espaldas los esfuerzos derivados de la crisis".

De acuerdo con CSIF, durante la crisis los ciudadanos han pagado "un peaje desproporcionado, traducido en pérdida de condiciones laborales, empobrecimiento, desempleo, pérdida de poder adquisitivo y deterioro de los derechos sociales".

CSIF considera que la sociedad española, desde el punto de vista democrático, es "mayor de edad, plural y crítica con sus instituciones" y que la realidad sindical "no refleja la pluralidad, la variedad y la riqueza" de los ciudadanos.

"Los trabajadores de nuestro país representan mucho más que los dos sindicatos de siempre que monopolizan el diálogo social. Por eso, desde CSIF apostamos por un cambio de modelo que dé respuesta a las demandas y el pluralismo de la sociedad española", ha señalado.

En opinión del sindicato, los trabajadores están "cansados" de un modelo sindical "partidista, subvencionado y desvinculado" de sus "problemas reales", por lo que "exigen un cambio en la forma de hacer sindicalismo en este país".

CSIF reclama que se necesitan "otros criterios" para medir la representatividad y que no se puede estar "anclados" en una ley "anclada en el pasado y que potenció claramente a dos sindicatos", ya que garantiza la presencia en la mesas de negociación de "los dos sindicatos de clase", aunque "los trabajadores les hayan retirado explícitamente su apoyo, como ocurre en ámbitos como la sanidad, la educación o la justicia en muchas comunidades autónomas".

Según ha explicado CSIF, la ley exige como condición para participar en el diálogo social obtener el 10% de representatividad en todo el territorio nacional, mientras que para formar parte del Parlamento nacional o de los autonómicos se exige el 5% o, en algunos casos, el 3%.

En este sentido, el sindicato seguirá trabajando para rebajar ese umbral de representatividad del 10% al 5%, favoreciendo "la participación de otros agentes sociales alternativos a los sindicatos de siempre" y por "que los delegados sindicales computados sean los que realmente desempeñan sus funciones".