25 de marzo de 2019
  • Domingo, 24 de Marzo
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 24 de septiembre de 2014

    CC.OO. y UGT rechazan que se vuelvan a congelar los sueldos públicos en 2015 y exigen al Gobierno que negocie

    CC.OO. y UGT rechazan que se vuelvan a congelar los sueldos públicos en 2015 y exigen al Gobierno que negocie
    EUROPA PRESS

    MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

       Los sindicatos CC.OO. y UGT rechazan la posibilidad de que el año próximo el sueldo de los funcionarios vuelva a estar congelado por quinto ejercicio consecutivo, y exigen al Gobierno que abra la mesa de la Función Pública con ánimo real de negociar, amenazando con movilizaciones en caso contrario.

       Así lo han señalado en declaraciones a los medios los secretarios confederales de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, y de CC.OO., Ramón Gorriz, tras reunirse en el Congreso con los máximos responsables de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) para explicarles el contenido del acuerdo tripartito firmado por los agentes sociales y el Ejecutivo el pasado 29 de julio.

       Y es que, tras publicar el diario Expansión que la intención del Ministerio de Hacienda es congelar de nuevo el sueldo a los empleados públicos, Ferrer ha avisado de que eso sería "un incumplimiento claro" del acuerdo tripartito y ha criticado que la apertura de la mesa de negociación general de Administraciones Públicas vaya a realizarse "tarde", lo que la convertirá en una "mera consulta" sobre algo que ya parece estar decidido.

    TIEMPO DE NEGOCIACIÓN.

       "Para nosotros éste es el tiempo de negociación, pero esa negociación evidentemente se tiene que cumplir. No estamos para que se generen falsas expectativas ni para introducir más frustración. Por eso, si no se cumplen los compromisos, los sindicatos impulsarán las movilizaciones", ha advertido.

       En la misma línea, Ramón Gorriz ha calificado de "mala noticia" que se haya convocado a los representantes de los trabajadores públicos "un día antes de los Presupuestos" --el jueves, ya que el Consejo de Ministros aprobará las cuentas de 2015 al día siguiente-- y que además se haga "anunciando ya la congelación". "Los sindicatos ahora negociamos, pero si no hay negociación mañana movilizaremos", ha apuntado.

       Unas amenazas que han encontrado el respaldo de la Izquierda Plural, cuyo portavoz adjunto, Joan Coscubiela, ha señalado que si los sindicatos "llaman a la movilización por la inexistencia de acuerdo" tendrán a los miembros de la coalición "como siempre a su lado".

    2.500 MILLONES PARA 500.000 HOGARES.

       En cualquier caso, UGT y CC.OO. no ciñen la advertencia de movilizaciones a la falta de negociación y acuerdo sobre los empleados públicos, sino en general sobre todo el contenido del acuerdo tripartito del 29 de julio, que incluye compromisos en materias como el empleo, la protección social o el cambio de modelo productivo, entre otros, y que hoy han presentado a IU-ICV-CHA.

       El compromiso más importante es, a juicio de las plataformas sindicales, el de poner en marcha este mismo mes de octubre un subsidio asistencial para el aproximadamente medio millón de parados de larga duración que no reciben ningún tipo de prestación. Una medida que costará unos 2.500 millones de euros y que debe "realizarse con la máxima urgencia".

       Además, hace falta un plan laboral orientado a parados de larga duración, jóvenes o mayores de 45 años; y también se ha acordado una "mejora" de las rentas mínimas y básicas, comenzando por presentar antes de fin de año un mapa de la protección social de modo que se pueda negociar cómo incrementar la protección a las personas en situaciones de necesidad y exclusión social.

       El acuerdo tripartito incluye asimismo compromisos para fomentar la igualdad entre hombres y mujeres, mejorar la sanidad y el acceso a los servicios sociales, desarrollar políticas de emigración e inmigración desde una perspectiva europea, y cambiar el modelo productivo reindustrializando el país.

       Y todo ello contando con el nuevo marco de ingresos públicos que debería dar la reforma fiscal, sobre la que los sindicatos también quieren hablar con el Ejecutivo, más allá del acuerdo ya alcanzado en relación con la tributación de los despidos. "El Gobierno se ha comprometido a discutir la reforma fiscal, y el objetivo de los sindicatos es que se dote suficientemente de partidas para proteger a las personas, impulsar el empleo y desarrollar políticas de cambio de modelo productivo", ha señalado Ferrer.

       En relación con todos estos aspectos, Coscubiela ha afirmado que existe una "amplia coincidencia" con UGT y CC.OO. porque la "primera y más importante prioridad" para el país deben ser los parados y la protección a las personas en situación de necesidad y pobreza.

       Tras la reunión con la Izquierda Plural, las plataformas sindicales se encontrarán también este miércoles con responsables de CiU y el Bloque Nacionalista Galego (BNG), y el próximo martes tienen prevista una reunión con el PSOE. Aún tienen pendiente cerrar fechas con el PNV y el PP.

    Para leer más