9 de abril de 2020
18 de mayo de 2014

El Gobierno niega haber facilitado que no se paguen las horas extra y recuerda que es incluso sancionable

El Gobierno niega haber facilitado que no se paguen las horas extra y recuerda que es incluso sancionable
EUROPA PRESS

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno niega que las reformas que ha aprobado en materia laboral hayan facilitado a los empresarios la posibilidad de no pagar las horas extraordinarias que realizan sus trabajadores, y recuerda que este comportamiento es sancionable en virtud del Estatuto de los Trabajadores y que se han mejorado los mecanismos de control

Así lo señala al portavoz económico de UPyD en el Congreso, Álvaro Anchuelo, quien en una pregunta escrita acusaba al Ejecutivo de permitir que "las horas extra no se remuneren" a través de su reforma laboral y de las medidas adicionales en materia de empleo que aprobó el pasado mes de diciembre.

Según el diputado magenta, los cambios normativos provocan que muchos trabajadores vean aumentada su jornada laboral "sin que su salario aumente", y aportaba datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) según los cuales durante el último trimestre de 2013 "las horas extra no cobradas crecieron un 28,6%", con lo que los trabajadores españoles realizaron a la semana una media de 3,38 millones de horas no pagadas fuera de jornada, viéndose afectados de forma particular los trabajadores a tiempo parcial.

INTERPRETACIÓN ERRÓNEA

En su respuesta, que recoge Europa Press, el Ejecutivo rechaza "de plano" esas afirmaciones y asegura que "no cabe considerar en modo alguno que se haya facilitado que no se retribuyan las horas extraordinarias realizadas por los trabajadores", atribuyendo las acusaciones de Anchuelo a "una interpretación errónea de la normativa en vigor".

Así, recuerda que según el Estatuto de los Trabajadores las horas extraordinarias deben ser retribuidas en la cuantía que se fije en el convenio colectivo o en el contrato al menos por el mismo valor que la hora ordinaria, o ser compensadas por tiempos equivalentes de descanso retribuido. Además, dicha norma limita a 80 las horas extra permitidas al año --sin contar las compensadas mediante descanso-- "salvo supuestos de fuerza mayor".

"Y ello deberá observarse en todo caso", insiste el Ejecutivo, precisando que incluso en situaciones de inaplicación del convenio colectivo en materia de jornada o cuantía salarial siempre primaría el contenido del Estatuto de los Trabajadores. "Por ello, la no retribución o la falta de compensación por tiempo de descanso retribuido de las horas extraordinarias realizadas supone un incumplimiento de la normativa laboral vigente, sancionable por la autoridad laboral competente a propuesta de la Inspección de Trabajo", apostilla.

USO ABUSIVO

No obstante, el Gobierno reconoce que pueden darse situaciones en las que se haga una "utilización abusiva" de las horas extraordinarias, si bien recuerda que "corresponde a la Inspección de Trabajo la vigilancia del cumplimiento de la normativa laboral en vigor"

Además, recuerda que el decreto ley de Medidas para favorecer la contratación estable que se aprobó en diciembre de 2013 "no sólo reinstauró la prohibición de horas extraordinarias" en los contratos a tiempo parcial, sino que además introdujo la obligación de que los empresarios registren la jornada de estos trabajadores diariamente.

Un registro que servirá para proporcionar a la Inspección de Trabajo "instrumentos adecuados para que pueda cumplir convenientemente su labor de vigilancia y control", ya que los empleados a tiempo parcial deberán entregar junto con el recibo de salarios copia del resumen de todas las horas realizadas cada mes, tanto las ordinarias como las extraordinarias.

"Además, el empresario deberá conservar los resúmenes mensuales de los registros de jornada durante un periodo mínimo de cuatro años y, a efectos de un mejor control de la jornada de trabajo efectivamente realizada, se establece que en caso de incumplimiento de estas obligaciones el contrato se presumirá celebrado a tiempo completo, salvo prueba en contrario que acredite el carácter parcial de los servicios", concluye el Ejecutivo.