26 de febrero de 2021
8 de septiembre de 2008

Economía/Laboral.- El 81% de los españoles creen que sus empresas deberían asegurar un entorno de trabajo más saludable

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El 81% de los empleados españoles opinan que sus empresas deberían responsabilizarse más en la mejora de las condiciones de salud de sus trabajadores, implantando horarios más flexibles, facilitando el acceso a gimnasios o contribuyendo de alguna manera a reducir el estrés laboral, según una encuesta realizada por la multinacional de recursos humanos Kelly Services a 115.000 trabajadores de 33 países del mundo.

El estudio revela que el 17% de los más de 1.200 españoles entrevistados para realizar este informe consideran que su trabajo ejerce un impacto negativo sobre su salud, porcentaje que se eleva hasta el 20% a nivel mundial.

Las principales causas que afectan a su salud citadas por los trabajadores se encuentran el exceso de horas de trabajo o la falta de reconocimiento, lo que provoca a su vez problemas de estrés o incluso de inmsonio. De hecho, el 14% afirma que el estrés de su trabajo les impide dormir bien.

Japón es el país donde se observa la tasa más alta de problemas de salud relacionados con el trabajo, seguido de Canadá, Ucrania, Finlandia y Hong-Kong. España ocupa una posición intermedia, situándose en decimocuarto lugar dentro de una lista de 33 países.

La encuesta pone de manifiesto que en el último año los españoles son los trabajadores que menos han dejado su puesto durante más de tres días por culpa de una enfermedad. Así, sólo el 16% dice haberse tomado más de tres días por esta razón, frente a la media del 30% de los 33 países analizados o el 50% de daneses y mexicanos.

Cuatro de cada diez españoles se quejan de que sus empresas les hacen sentirse culpables cuando no acuden al trabajo por una enfermedad, mientras que la media de los países estudiados en el informe resulta algo inferior, con un 35%.

Según Kelly Services, los españoles son, junto con los franceses, los más honestos de todos los trabajadores entrevistados, pues sólo el 7% se ausentó de su empresa más de un día sin estar realmente enfermo.